“Extraño todo”

Tiene 21 años y fue jugador de Racing y Rentistas. Un día, su carrera tomó un giro inesperado: le surgió la posibilidad de ir a jugar a Bielorrusia, en Dinamo de Minsk

Danilo Cócaro tiene 21 años y fue jugador de Racing y Rentistas. Un día, su carrera tomó un giro inesperado: le surgió la posibilidad de ir a jugar a Bielorrusia. Ahora milita en Dinamo de Minsk, equipo de la capital del país y uno de los más grandes de esta nación que fue parte de la ex Unión Soviética. De los casi 10 millones de bielorrusos, más de dos millones viven en Minsk y sus alrededores.

Cócaro llegó al país hace aproximadamente seis meses. "Lo primero que se me cruzó por la cabeza fue el frío, la nieve que iba a haber y el idioma que iba a ser muy difícil. La verdad que, jugando en Uruguay, nunca me imaginé que iba a venir a jugar acá", aseguró.

Sin embargo, al llegar se encontró con una sorpresa. "La primera impresión, la verdad, fue el calor. Llegamos en verano y esperábamos frío. Me vine abrigado, todo. Pero estaba como allá, como en Uruguay", explicó.

El delantero dice "llegamos" porque no fue solo. Viajó con Hernán Figueredo, ex jugador de Liverpool. Viajaron juntos desde Uruguay, viven juntos y comparten equipo. "Todavía no estamos adaptados al frío y a la nieve. Nos está costando mucho. Pero esperemos adaptarnos rápido", dijo.

El idioma oficial en Bielorrusia es el ruso. En el club trabaja un traductor, el cual además oficia "un poco de profesor", ya que tanto Cócaro como Figueredo estudian la lengua para poder desenvolverse con mayor autonomía. Antes de los entrenamientos y en las concentraciones leen  y el profesor va a su casa “a repasar un poco". También entran a los portales de noticias y al sitio web del club.

Para Cócaro, la liga bielorrusa es competitiva. "Nosotros estamos en uno de los equipos grandes del país. Es una liga muy pareja, todos los equipos juegan bien, son técnicos. Es un fútbol muy físico, hay mucho contacto". El delantero lo encontró parecido al fútbol uruguayo, aunque destacó que la parte física es más importante. Además, los jueces "dejan que haya más contacto".

En la primera división hay 11 equipos. El campeonato consiste en tres ruedas, todos contra todos y "todo de corrido". Empieza en abril y termina en noviembre; el invierno es tan frío que no se disputan partidos entre diciembre y marzo.

El fútbol no es el deporte más popular. Ese lugar lo ocupa el hockey sobre hielo. "Nuestro club, Dinamo, tiene equipo de hockey”, explicó Danilo. Aseguró que ven los partidos por la tele y que, cuando tengan un rato libre, irán con Hernán a ver un partido en vivo.

La vida en Bielorrusia
Cuando tienen un momento libre, los uruguayos se juntan y van al centro usando el transporte público. "Salimos a comer, si alguno necesita comprar alguna cosa o hacer algún mandado, vamos juntos también. Eso es un día libre que intentamos salir, recorrer, mirar. Distraernos como quien dice, para no estar todo el tiempo encerrado", cuenta.

Tanto Cócaro como Figueredo están en pareja. "Acá te dan la visa por tres meses. Hernán trajo a la novia tres meses de corrido. En mi caso, me vinieron a ver mi novia y mi hermana 20 días, fueron y vinieron. Yo este año me manejé así, Hernán estuvo más estable en la relación", explicó.

De todos modos, Figueredo espera casarse, lo que le posibilitaría a su pareja tener una visa por un año. En tanto, Cócaro está de novio hace tres años. "Todavía somos chicos y tenemos tiempo para organizar mejor el futuro", dice con una risa nerviosa.

El jugador aseguró que, además de su familia y sus amigos, extraña "todo". "A veces, las cosas que no pensás son las que primero se extrañan. Salir a la rambla, poder ir a ver a un amigo jugar al fútbol, ir a las canchas, salir al shopping de compras. Ir caminando y entender lo que dicen las personas que están al lado tuyo". A veces, mira los informativos uruguayos por internet y entra a los sitios web deportivos uruguayos. "Acá prendo la tele y no se entiende nada, la apago".

Jugar competiciones europeas

Cócaro tiene tres años más de contrato en el Dinamo de Minsk. "Ahora estamos peleando para clasificar en un lugar de la Euro (Europa League). Capaz que uno no está contento de estar acá. Sí, obvio, cuando ves lo deportivo, que es lo que uno soñó de chico, poder jugar a otro nivel, mostrarse en otras ligas más importantes. Creo que uno se pone contento cuando piensa y analiza otras cosas”, expresó.

Danilo Cóccaro, futbolista uruguayo en Bielorrusia

Fuente: Mauro Acerenza y Diego Franco

Populares de la sección

Comentarios