Éxito tras larga sequía

El veterano piloto Alfredo Mariño, tres veces campeón de la categoría, ganó en El Pinar
Mario Rosa
twitter.com/mrosasosa

Alfredo Mariño, conduciendo un Hyundai Accent, se impuso en la carrera inaugural del Superturismo y picó en punta en el certamen de la máxima categoría de la Asociación Uruguaya de Volantes (AUVO).
De esta manera, el tricampeón de la especialidad cortó con una larga sequía de victorias que a esta altura de su vida deportiva, ni el propio protagonista recuerda cuando empezó.

Partiendo desde la posición de privilegio, Mariño tuvo en su compañero de equipo Fabricio Larratea a su más duro adversario quien incluso logró superarlo antes de cerrarse la primera vuelta. Fue en esa maniobra que también aprovechó Fernando Etchegorry (Citroën DS3) para colarse detrás de Larratea y pasar al segundo lugar.

Fue allí donde Mariño tuvo que replantear su carrera. Se tomó su tiempo y distancia, midió a sus dos rivales y en los momentos justos dio cuenta de Etchegorry primero y luego de su compañero Larratea, cuando éste flaqueó unos metros tras el primer relanzamiento que tuvo la carrera.
Mientras tanto, Jorge Pontet (Ford Fiesta), Fernando Rama (Peugeot 208) y un gigante Eddy Mion (Renault Clio) seguían a escasa distancia el ritmo de aquellos tres.

Mariño adelante y Larratea metiéndole presión en cada curva, en tanto Eddy Mion se agigantaba cada vez más y avanzaba desde el noveno puesto a la tercera posición y al acecho de los dos Hyundai.
Pero un semieje puso pie a tierra a Eddy Mion en tanto Jorge Pontet, Fernando Etchegorry y Fernando Rama combatían por el tercer lugar.

A falta de dos vueltas, Alfredo Mariño consiguió respirar tranquilo porque Larratea se iba retrasando con problemas de alimentación en el motor para sostener a duras penas un quinto lugar final.
Con una renta tranquilizadora a sus espaldas, Alfredo Mariño se impuso con total justicia porque comenzó a edificar su éxito durante la mañana cuando ganó la serie clasificatoria.
También hay un gran resultado de Jorge Pontet. El de Ombúes de Lavalle ratificó que no era solo efectivo en la lluvia del sábado sino que en seco fue de menos a más y marcó la resurrección de Ford con el segundo lugar y la pole. Tercero y manteniendo el nivel de 2015, arribó Fernando Etchegorry. Ya es un clásico verle en el podio. La victoria le va a llegar.

Sin entrar en la lucha directa por el podio pero tampoco lejos de ella, el campeón vigente Fernando Rama fue cuarto y para su manera de correr un campeonato, no es un mal resultado. Esos puntos valdrán oro.

Quinto Larratea. Mereció más incluso si Hyundai cerraba con uno uno-dos nadie se sorprendería.
El sexto fue Martín Berasaín con el pequeño pero vigoroso Suzuki Swift. Gran carrera que le reportó además imponerse en la Copa Particulares donde le escoltaron André Lafón (Ford Fiesta) y Jorge Rainieri (Citroën DS3).

Otros dos de buena remontada fueron Frederick Balbi (Citroën DS3) y Martín Cánepa (Chevrolet Sonic) para pasar ante la bandera a cuadros sexto y séptimos respectivamente. Diego Noceti (Citroën DS3) de gran retorno, fue octavo y partiendo desde el último lugar, demostró su jerarquía para estar por momentos en lucha con Rama hasta perder ritmo. Detrás de Noceti arribó André Lafón. El salteño tuvo buenos momentos especialmente al promediar la carrera de 30 minutos más una vuelta.
Por algunos incidentes, excepto el podio que está confirmado, las siguientes posiciones están bajo análisis de las autoridades de prueba.

Deslucidos triunfos
Una lástima: la carrera de Superescarabajos no pudo concretarse ante los accidentes registrados en las dos largadas que se llevaron a cabo felizmente sin consecuencias físicas. La carrera tuvo dos banderas rojas (detención de la competencia) y los comisarios deportivos decidieron realizar una tercera largada con Auto de Seguridad y finalizar la carrera tras completar una vuelta a marcha lenta. Ganó Nicolás Corallo sin correr, seguido de Ignacio Abelenda y Matías Saporitti. Luis De Luca se impuso en Turismo Libre, categoría condicionada por una seguidilla de abandonos alarmante. Segundo fue Marcelo Valdez y tercero Jorge Muniz.

Carolina a pura garra
La carrera de la monomarca Sonic Racing Cup volvió a estar a gran altura y se lució la riverense Carolina Larratea. Largó cuarta, hizo gran maniobra para saltar al primer lugar al cerrar la primera vuelta y después aguantó la posición ante Luis Fabini y el campeón Camilo Arizaga quienes le acompañaron en el podio. También se destacaron Juan Pablo Fabini, Gonzalo Viñas, Federico Pujol y el debutante Jorge Umpiérrez.

Casella tuvo la fórmula
De cuatro competencias disputadas entre las dos categorías de monoplazas (Fórmula 4 Uruguaya y F4 Sudamericana), Juan Manuel Casella ganó tres. Dos en la uruguaya y una en la continental, además de establecer la pole en ambas categorías. El joven piloto está en un gran momento. La segunda carrera de la F4 Sudamericana terminó con victoria del argentino Baltasar Leguizamón.