Evolución y revolución en la Fórmula 1

Algunos equipos buscar retoques respecto a 2014, otros intentan cambios radicales

La Fórmula 1 finalizó en el Circuito de Jerez sus primeras pruebas de pretemporada. Los principales equipos, con excepción de Force India que seguramente también se salteará las próximas, giraron en pleno invierno europeo con temperaturas de pista del orden de 12°, un desafío para calentar los neumáticos.

Los trabajos dejaron una división clara entre los equipos que apostaron a una evolución respecto a 2014, y los que necesitan una revolución.

Mercedes, amplio dominador de la pasada temporada, se concentró en su talón de Aquiles: la confiabilidad. Lewis Hamilton y especialmente Nico Rosberg giraron en régimen de carrera acumulando más vueltas que los rivales. Salvo temas menores –como la falla de una bomba de agua– el Mercedes W06 cumplió con creces con el plan de trabajo y, de paso, registró con neumáticos medios un tiempo de vuelta apenas 1.141 segundos por encima del más rápido.

El equipo no se tomó la molestia de calzar los neumáticos blandos –que bajarían al menos en un segundo su mejor registro– para quedar al tope de la tabla. Sus rivales coinciden en que no han visto aún el potencial del W06 Híbrido y también en que es el auto a batir en 2015.

Williams tomó un camino similar al de su proveedor de motores alemán. El equipo que estuvo más cerca de los Mercedes oficiales en desempeño, buscará en esta temporada subir un escalón y obtener alguna victoria.

Red Bull y Toro Rosso parecen encuadrarse en esta misma categoría, pero su evolución depende en buena medida de los progresos que logre Renault Sport en su impulsor para acercarse a los potenciados por Mercedes.

Revolución

Dos victorias es el objetivo de Ferrari para 2015. La Scuderia se preparó para terminar la sequía de victorias. Reemplazó a sus principales mandos y subió a Sebastian Vettel, piloto ansioso de desafíos.

La duda estaba planteada en el desempeño el nuevo SF15-T, tras el desalentador rendimiento de su predecesor. Con tiempos de vuelta que los pusieron al tope de la tabla en Jerez, Vettel y Raikkonen alentaron la esperanza de los miles de aficionados del equipo más popular de la Fórmula 1. Habrá que esperar futuros tests para ver en términos comparativos dónde están parados.

La incógnita, antes y después de estos ensayos, está en el McLaren-Honda MP4-30. El auto con el que la sociedad más exitosa de finales de la década del 80 pretende recuperar protagonismo es radical en su diseño.

El equipo que ahora comanda Peter Prodromou empaquetó de forma agresiva a la unidad de potencia que provee Honda, buscando maximizar el rendimiento aerodinámico. El propio Ron Dennis no ha escondido que pretenden velocidad aun a costa de confiabilidad, en un intento de cerrar la brecha de rendimiento en el menor plazo posible.

Habrá que esperar al 19 de febrero cuando en Barcelona comience la segunda batería de pruebas, para develar el interrogante.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios