Evo Morales pidió "honor y dignidad" para enfrentar a Uruguay

El presidente boliviano desayunó con el plantel de la "verde"; cambiarán el horario laboral para el partido

El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó este martes a la selección de fútbol una bandera nacional para que la defienda con patriotismo en la eliminatoria sudamericana para el Mundial de Rusia 2018, que arranca el jueves con un partido de local ante Uruguay.

Morales entregó "la bandera boliviana para que nuestra selección de fútbol (la) defienda con honor, con orgullo y con mucha dignidad en los partidos de la selección", al técnico Julio César Baldivieso y a los jugadores, en un acto público en el presidencial Palacio Quemado de La Paz.

Desayuno con Evo

En un ambiente distendido, el mandatario compartió un desayuno con los seleccionados, para intercambiar opiniones sobre el trabajo del equipo, como una forma de levantarles el ánimo a causa de varias deserciones en el equipo.

Por discrepancias con Baldivieso renunciaron su capitán Ronald Raldes y su principal estrella Marcelo Martins Moreno. Debido a sendas lesiones fueron desafectados el arquero Rómel Quiñónez y el delantero Rodrigo Ramallo.

Los deportistas regalaron una camiseta al mandatario, un entusiasta futbolista aficionado.

Cambio de horario

El jefe de Estado anunció que definirá con su gabinete la pertinencia de un pedido de la solicitud de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para reducir la jornada laboral el jueves hasta medio día, para que la gente pueda asistir masivamente al estadio Hernando Siles, escenario del partido contra los uruguayos, a partir de las 1600 locales (17:00 de Uruguay).

La 'Verde', dominada por jugadores jóvenes, en un intento de renovación que pretende imprimir el DT Baldivieso, ingresó a la recta final de sus entrenamientos en La Paz, a 3.600 metros sobre el nivel del mar.

El seleccionador no comunicó aún a la prensa qué jugadores lanzará al ruedo frente a Uruguay, por la primera fecha. Bolivia visitará luego a Ecuador, el próximo martes, en Quito por la segunda fecha.


Fuente: AFP|