"Estoy muy orgulloso de mis jugadores"

Pese a la goleada recibida en contra, el entrenador de Los Teros halagó lo que hicieron el domingo en su segundo encuentro en el Mundial de rugby

El seleccionador uruguayo de rugby, Pablo Lemoine, expresó su reconocimiento hacia sus jugadores de los que dijo estar "orgulloso" pese a la amplia derrota ante Australia (65-3), este domingo en Birmingham, en su segundo partido del torneo, reconociendo que la diferencia entre ambos equipos es "real".

"Estoy muy orgulloso de mis jugadores. Lo intentaron todo el partido", señaló el entrenador uruguayo.

"La diferencia que se vio es la diferencia real. Un jugador de fútbol de Australia puede pensar lo mismo sobre la diferencia que hay entre el soccer australiano y el fútbol de Uruguay, más allá de que nos eliminaron una vez", señaló en referencia al play-off perdido por la celeste camino al Mundial 2006.

El técnico indicó que todavía tiene que pasar tiempo antes de que Uruguay, en cuyo plantel de 31 jugadores solo hay cuatro profesionales, se pueda acercar al rugby de las grandes potencias.

"Hay tiempo que esperar, aunque hay avances. Fue una experiencia muy buena. Las diferencias existían antes y van a existir muchos años, aunque tenemos programas de alto rendimiento para mejorar nuestra actuación", indicó.

Lemoine explicó que la mejora del nivel del rugby uruguayo tiene que llegar con una mezcla de resultados y programas de desarrollo.

"Nosotros la proyección deportiva la visualizamos en Mundiales Sub-20 B en que fuimos cuartos hace dos años y terceros el año pasado, y donde hemos ganado Fiyi, Tonga, esa es la proyección deportiva. El programa a cuatro años esta armado", explicó.

Mejorar el nivel

"Si conseguimos resultados, el hecho de que nuestros jugadores salgan a otros campeonatos puede acompañar. Ya batimos a muchas naciones en el Tier 2 (países del segundo nivel internacional) pero el profesionalismo nos está faltando. Si logramos atar ambas cosas creceremos", afirmó.

"Este Mundial nos sirve para ver nuestro nivel. Nuestro último encuentro con un Tier 1 del Hemisferio Sur sin ser Argentina había sido con Sudáfrica en el Mundial 2003 y hubo 75 puntos de diferencia. Pese a estos años sin estar en el Mundial se ha achicado la brecha que pudo existir durante un tiempo", dijo el entrenador.

Lemoine piensa que es lógico que países como Nueva Zelanda reciban más dinero y no se quejó del dinero recibido por Uruguay.

"Es difícil pedir sin mostrar. Primero debemos demostrar que merecemos más ayuda. A veces la óptica nuestra de un país chico puede ser demandante, de pedir y pedir sin dar nada a cambio. La federación internacional invirtió mucho en Uruguay cuando no tuvo resultados", dijo.

"A partir de este Mundial va a creer más en nuestro proyecto y nos va a acompañar en nuestros proyecto. Nueva Zelanda se merece el dinero que recibe porque hace todo este espectáculo", añadió.