"Esto fue un fracaso"

El vicepresidente aurinegro Edgar Welker fue crítico tras la eliminación de la Copa, aunque tiene fe en el futuro

El vicepresidente de Peñarol, Edgar Welker, se mostró muy crítico con la eliminación del equipo de la Copa Total Sudamericana a manos de Cobreloa, más allá de que piensa que esto se va a revertir en el plano local y también tiene fe en la próxima edición de la Copa Bridgestone Libertadores.

“Fue una decepción imprevista. Aunque en el fútbol sabemos que todo puede suceder, no imaginábamos que podríamos perder y quedar afuera enseguida en la Copa, sobre todo, luego del importante esfuerzo que hicimos en contratar jugadores”, expresó Welker a El Observador.

“Todos en Peñarol habíamos apostado a ganar esta Copa, y de no ser así, a llegar lo más arriba posible porque pensamos que jugadores tenemos y de muy buena calidad. Nos habíamos hecho ilusiones. Por eso, esto es un fracaso”, agregó.

No obstante, el dirigente admitió que de cara al futuro “todavía hay muchas cosas que jugar y apostaremos obviamente al torneo local”.

Welker dijo que “no quiero que suene a excusa porque perdimos muy bien, pero esto debería enseñarnos a acompasar los fixtures de acuerdo a la realidad de donde competimos y no de donde no lo hacemos. Porque Europa es otra cosa. Antes nuestros calendarios iban desde marzo a diciembre. En Europa es diferente, es otra cosa. Lo que sí se puede hacer es acompasar nuestro período de pases con el europeo, agudizar nuestro ingenio, pero que la competencia sea diferente porque como sucedió en este caso, dimos ventajas. Cobreloa venía con 10 partidos disputados oficialmente y Peñarol solo había jugado uno, justamente ante ellos en la ida por esta Copa. Así, no solo a Peñarol, sino que a cualquier equipo uruguayo siempre se le va a complicar enfrentar a rivales que ya están mucho más afiatados futbolísticamente y que salieron antes de la pretemporada”.

Pierden US$ 1 millón
Si bien en Peñarol no lo decían, antes de comenzar esta Copa Total Sudamericana, se habían planteado –al menos– pasar bien las dos primeras fases.

Por lo tanto, la eliminación ante Cobreloa del pasado jueves también se hará sentir en los bolsillos del club.

“Esperábamos clasificar las dos primeras rondas de la Copa. El hecho de no jugar la que viene implica perder aproximadamente US$ 500 mil entre las recaudaciones y lo que nos debería pagar la Conmebol. Si le sumamos una ronda más, hubiéramos ganado lo mismo, por lo tanto, no seguir en la Copa implica que dejaremos de ganar aproximadamente US$ 1 millón”, explicó Welker a El Observador.

Para el vicepresidente carbonero “fue un golpe duro” el recibido el pasado jueves, porque además “se dio en el comienzo de la temporada”.

“De todas maneras, tenemos cifradas esperanzas en lo que viene porque contamos con un buen plantel y a la obtención del Campeonato Uruguayo número 50 (según los números de Peñarol) le damos muchísima trascendencia en el club”, sostuvo.

Según el importante directivo aurinegro, “también pensamos que nos puede ir bien en la próxima edición de la Copa Bridgestone Libertadores porque seguramente contaremos con el mismo plantel, aunque debemos mejorar y los próximos cuatro o cinco meses de competencia nos servirán para ello”.

Welker indicó además que tras la derrota “se pudo ver la rebeldía del plantel en el vestuario. A los jugadores se los vio dolidos porque hay muchos jugadores-hinchas. La convicción del técnico es otra de las cosas que nos dejan tranquilos pensando a futuro”.


Populares de la sección

Comentarios