Este es el dulce de mi país

En Eslovenia Sasha Aneff comparte el producto típico de los uruguayos con sus compañeros

La yerba no es problema. Sasha no toma mate. El asado no lo recibe porque no lo dejan entrar. Entonces, el dulce de leche se transformó en el último recurso para estar más cerca del país. En el último viaje la familia le llevó para tener stock. Pero Sasha se lo llevó a sus compañeros, cuerpo técnico y médicos del club “para que conozcan el dulce de leche de Uruguay”, afirma con orgullo.

Sasha Aneff cumple este mes su primer año en Eslovenia. Tiempo más que suficiente para sorprender con el orden, la limpieza y los bellos paisajes de un país del que su madre le recomendó que no se fuera más sin tener en cuenta que la tarea del futbolista tiene mucho de trotamundos.

Después de terminar el vínculo con Defensor Sporting, Sasha se propuso salir. Cuando tenía todo acordado para jugar en Fénix surgió la posibilidad de realizar una prueba en Suiza. Y se la jugó. El hecho es que, cuando se disponía a salir, surgió la posibilidad de Eslovenia. Y hacia allá partió. A un mundo desconocido.

Idioma totalmente diferente, invierno duro, país con distintas costumbres, compañeros nuevos. “Pero no me costó la adaptación primero por mi forma de ser. No soy de extrañar”, comenzó diciendo a El Observador desde Domzale.

Apenas llegó, el club le brindó un auto y vivió su primer contratiempo. “Los primeros meses utilicé uno del equipo porque firmé por seis meses. Resulta que un día salgo y tuve un problema con una rueda. Estaba en una ciudad vieja y dije ‘a quién miércoles llamo’- Para colmo el tema del idioma es complicado porque acá se habla esloveno”. Fue ahí cuando Sasha celebró por la formación que recibió. “En Uruguay tuve la suerte de estudiar en el colegio alemán y me formé bien. Hablo alemán, italiano e inglés que me ayuda para comunicarme con todos. Y entonces llamé a un compañero y me ayudó enseguida”.

Cuando Sasha llegó a Eslovenia lo atrapó el invierno. “Y me costó… Pasé mucho frío porque el invierno es duro. Pero es un mes fuerte, que es enero. Por eso nos dan todo diciembre libre y los primeros días de enero y cuando volvés te vas de pretemporada a otro país y te salteás un poco el frío”.

Cierta vez, mientras miraba nevar por la ventana, pensó en lo complicado que sería salir para ir a entrenar al otro día. Pero se volvió a sorprender con el orden del país.
“Pensé que me iba a tener que levantar a sacar la nieve de la puerta pero acá te levantás y sacan la nieve todas las noches. Este país es lo más parecido a Suiza que hay. Es todo perfecto. No ves un papel en la calle. El nivel de vida es muy elevado. Mi familia cuando vino quedó sorprendida. Mi madre quedó impresionada con la limpieza, los paisajes. Y me decía, no te vayas a ir de acá por favor. Hace bien estar en un país con buena gente, que te acepten”.

Aneff vive en la ciudad de Domzale, que se encuentra a orillas del río Kamniška Bistrica, el río más grande de la ciudad. “Es una ciudad chiquita, llena de estudiantes, mucha gente joven.  Me sorprendí muchísimo con lo lindo que es. Es uno de los países mejores ubicados en Europa. Acá tenés todo: playa, centros de sky, muchas montañas, lagos, la capital es hermosa, mucha gente extranjera que viene a estudiar acá… Para vivir es muy lindo. Pero lo principal es la gente, son buena gente. Futbolísticamente es una liga en crecimiento. No hay mucho fanatismo, no va mucha gente a los estadios pero se juega muy bien. Es un buen trampolín”.

Manejar en Domzale: "Te paran por todo"
“Vivo en una casa linda que me la dio el equipo, de pronto demasiado grande para vivir solo. La pedí por las visitas de mi familia y los amigos. El tránsito es muy tranquilo, solo en la hora pico es diferente. A las 4 o 5 de la tarde, que están terminando de trabajar, es cuando un poco se colapsa para ir a la capital (Liubliana). Pero nada que ver con Uruguay. Un par de multas me llevé, pero absurdas porque tenés controles de velocidad en todos lados. Te dicen que tenés que manejar a menos de 60 k/h y si te pasás del límite ya te llega la multa. Te paran por cualquier cosa. En Uruguay esas cosas no pasan”, dice Aneff.


Fuente: Jorge Señorans pampajs@hotmail.com

Populares de la sección

Comentarios