“Están convencidos que pueden ser campeones”

El técnico violeta, Tabaré Silva confesó que el sábado, durante el partido ante Cerro, vio muy difícil la consagración de su equipo, pero lo tomó como algo natural; de cara a las finales con Peñarol, ve a sus dirigidos seguros de llevarse la copa

El Observador le propone a Tabaré Silva ejercitar su memoria. “¿Cuántos títulos en Defensor? A ver”. El técnico mira en el papel con unos garabatos que el periodista tiene en sus manos con la información que le dio su asistente Alejandro Traversa, que logró seis títulos: 1994, 1997, Liguilla 1995 y 2000 y uno con el Polilla Da Silva en 2009. “¿Qué fue lo que te dijo Alejandro? En esos tres primeros también estuve, los torneos cortos de 1994 y 1997 y la Liguilla de 1995. Después me fui. Y ahora llegó este como entrenador”, explica Tabaré Silva, el conductor de Defensor Sporting, mientras se acomoda el pelo. En el Franzini son las 11.30 del domingo y no queda casi nadie. Los que jugaron el sábado ya se fueron. Los suplentes terminan de bañarse y algunos ya se retiraron. Susana, la cocinera, atiende los últimos detalles. Jorge Etcheverry, el multifacético funcionario del club, va y viene, y cuenta anécdotas. Tabaré saca su celular del bolso, lo mira y lo pone en el bolsillo de la camisa.

¿Qué diferencia existe entre un título como jugador y uno como entrenador?
Como jugador sos vos el que resolvés en la cancha. Como entrenador tenés que contenerte, analizar posibles variantes, pensar qué hacer para salir de alguna situación de juego. Tenés que ver el partido con cabeza fría y llevar el partido de otra forma. Cuando termina, descargás todo y aflojás.

¿Durante el partido del sábado pensó que se le escapaba el título?
Sí, totalmente. Los primeros 45 minutos del partido ante Cerro fueron malos.

¿Los peores del campeonato?
Sin dudas. Eso sucedió por la ansiedad, la presión por conseguir el resultado, por jugar algo importante como es salir campeón. Por esa razón nos costó bastante el primer tiempo. Luego, en el segundo, más allá del fútbol que pudimos desplegar, lo que permitió la reacción del equipo fue la actitud que pusieron los jugadores.

¿Qué les dijo antes del partido del sábado? Procuró descomprimir la situación.
Que era un partido importante, pero tampoco teníamos que entrar como si se nos fuera la vida en un partido.

¿Y en el entretiempo, cuando estaban 0-1 y sin título?
Que de acuerdo a los resultados que se estaban dando estábamos quedando afuera de todo, que habíamos luchado muchísimo y que no se merecían eso.

¿Por qué salieron tan rápido para jugar el segundo tiempo? Usted se dio cuenta que debieron esperar unos ocho minutos a que ingresaran los rivales y los jueces. ¿No tenía más ganas de hablar con ellos?
Ellos salieron enseguida porque tenían ganas de revertir el resultado y cambiar lo que había pasado. Porque eran conscientes de que no habían realizado un buen primer tiempo.

¿Qué les dijo cuando llegaron al Franzini?
Los felicité, les agradecí. Ellos y nosotros sabemos lo que nos costó conseguir este campeonato. Era muy importante lograr el Clausura por como había sido el final del torneo, por los puntos que perdimos, porque en la última fecha dependíamos de nosotros. Les agradecí, los felicité, pero también les dije que ayer (el sábado) era un día de festejo, y desde hoy (domingo) hora de pensar en las finales.

Defensor Sporting se sacó la presión de encima, ¿ahora la tiene Peñarol?
Peñarol tiene más presión que nosotros, pero nosotros tenemos la nuestra.

¿Cómo le gana a Peñarol una serie de tres partidos?
Por ahora tenemos que empezar por el primero, porque si no ganamos ese no jugamos los otros dos.

Pero, ¿cómo le gana?
En los últimos partidos subió mucho el nivel de juego de Peñarol. Tenés que anularlo en tres cuartos de cancha para adelante. Pero ojo que nosotros tenemos lo nuestro, tampoco vamos a ir a defendernos contra Peñarol. Jugaremos como lo hacemos habitualmente, que es ir a proponer y tratar de minimizar nuestros errores porque contra equipos que tienen esta calidad de planteles a la mínima falla te convierten. En estas horas lo más importante pasa por mentalizarse para lo que se viene. El trabajo lo hicimos en el año y ahora ya no queda nada para inventar.

En los últimos partidos el equipo se cayó. ¿Llegan en mal momento a la final?
Se produjo un bajón futbolístico, pero solo en los dos últimos partidos. Contra Bella Vista tuvimos siete u ocho ocasiones de gol y empatamos, River venía jugando muy bien e hicimos un gran partido, y empatamos. Contra Cerro Largo en Melo no hicimos un buen encuentro, pero logramos el gol que nos dio los tres puntos. Con Cerro nos pasó algo similar y empatamos. Pero también puedo contar, porque lo viví como jugador, que cuando no te jugás nada es muy cómodo, porque estás liberado. Recuerdo en esos partidos que hacías un enganche de más que si la perdías no pasaba nada y nadie te gritaba nada de la tribuna, mientras el que tenía que ganar tenía otras responsabilidades. Creo que fue eso nada más. Estoy muy confiado en el grupo de jugadores, me lo han demostrado y dieron reiteradas pruebas de que quieren, que están convencidos que quieren ser campeones, que creen en ellos. Eso es determinante.

El martes juega con todo el plantel, ¿de ahí para adelante tendrá a los sub 20?
Veremos después de ese partido. Primero el martes.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios