"Estamos muy motivados"

Sin excusas. El técnico de la selección uruguaya dijo que “aprovechamos bien el tiempo” de entrenamiento

"Creo que aprovechamos el tiempo y estamos muy motivados porque sabemos lo importante que es todo ese legado histórico que llegó hasta estos días; eso nos genera responsabilidad y compromiso, pero ahora se trata de jugar al fútbol y en estas horas tenemos que seguir en el punto justo, sin dar demasiado espacio a la emoción y euforia y vamos a estar más cerca de lo que queremos si jugamos bien y no pensando en una posible medalla o lo que significó lo que sucedió en 1924 o 1928. Este es el momento de poner la cabeza en lo realmente importante y por ahora va bien. El cuerpo técnico nota una gran receptividad de los futbolistas. Por eso tenemos nuestras medidas expectativas de que podamos cumplir una buena actuación el jueves”, explicó el entrenador Óscar Washington Tabárez en el último contacto con los periodistas en la sala de conferencia de Old Trafford, el estadio en el que Uruguay debutará el jueves ante Emiratos Árabes, por el grupo A del torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos.

El técnico celeste se reservó el diseño táctico que utilizará en el estreno, como para sorprender al rival y destacó las virtudes de Emiratos Árabes: “Es uno de los países que más competiciones previas tuvo previo a los Juegos Olímpicos. Ganó su grupo en su continente, vimos jugadores rápidos, de buen manejo de balón. El punta que juega con el número 11 (Ahmed Khalil), que es de raza negra, es el que tiene más oficio arriba, después, los que hacen fútbol tienen creatividad y juegan por los costados. Se plantan con dos mediocampistas centrales, uno de ellos el más alto, el más alto del equipo (el número 8, Hamdan Al Kamali, de 1,83 m), que tiene mucho ida y vuelta. Un cinco bajo (el número 5, Amer Abdulrahman), que se suelta más al ataque. Juegan bien”, explicó Tabárez que pareció muy interiorizado en la propuesta del rival.

Y siguió detallando: “En los dos amistosos con Honduras y Nueva Zelanda, Emiratos Árabes no se mostró como un equipo muy contundente pese a que pone gente en ataque. Para darle una idea aproximada del rival que enfrentaremos y de acuerdo a lo que conocemos nosotros, sería como un equipo centroamericano. En función de eso le puedo decir que el equipo de Uruguay fundamentalmente está hecho para buscar equilibrio, el que intentamos conseguir durante todos estos días y no necesariamente por el rival que tenemos enfrente solamente. A partir de este esquema tenemos posibilidades de reforzarnos en defensa o recurrir a gente con más proyección ofensiva que defensiva de ser necesario”.

Consultado Tabárez acerca de lo que se puede esperar de Uruguay, selección que desde el Mundial de Sudáfrica dejó las expectativas muy altas, y qué le podía expresar al hincha, dijo: “Que no solo el cuerpo técnico sino todo el grupo trabajó mucho para redondear la imagen que queremos, de grupo cohesionado, alegre, que se siente bien en el lugar en el que está. Fue uno de nuestros objetivos y por suerte uno lo está viendo a cada momento y en estas horas previo al partido. Si el equipo anda bien esto será reconocido con creces, si no es así, como siempre pasa en el fútbol, no hay que hacer amigos, hay que ganar. Está dado para todo”.

Sobre la preparación, manifestó: “No tuvimos una seguidilla de partidos amplia como para cotejar las conclusiones, pero creo que detectamos bien lo que queríamos, desde antes de hacer la lista, de dónde queríamos potenciar el equipo, los futbolistas por los que nos decidimos, la zona del equipo en la que tenemos menos experiencia. Se vieron progresos individuales en el tema corporal, en lo que uno ve en la manera de correr y jugar de cada jugador. Todo eso es muy importante para lo que viene, pero a partir del jueves a las 17 (hora 13 de Uruguay) es el momento de los jugadores y ahí se verá cuánto de todo esto le podemos imponer al rival, porque los partidos se tratan de eso. El fútbol del mundo es muy parejo, a este nivel en el que la mayoría de los jugadores son menores de 23 años”.

Consultado por un periodista extranjero acerca de las chances de Uruguay, dijo: “No hago pronósticos”.

Reconoció la emoción de volver a Old Trafford, por el valor histórico que tiene y expresó que es la segunda vez que pisa ese escenario. “Ya estuve con Boca en 2002”.

Planteado el tema de Luis Suárez, quien en la cancha en la que jugará el jueves actuó una sola vez –en el partido en el que no saludó a Evrá-, Tabárez manifestó: “Este tema (Suárez) ya se conversó con Luis Suárez en Rusia, que fue la primera oportunidad que tuvimos de reunirnos y él tiene la parte más difícil de sobrellevar pero creo que tiene las cosas claras, se tiene que dedicar a jugar, a transmitir su referencia al resto del grupo y además, por una decisión mía, a ser el capitán del equipo. Creo que él debía prepararse en todo este tiempo en cosas que podían pasar y no solo por el público. Ahora solo tiene que dedicarse a jugar y tengo mucha confianza en que lo haga, eso lo veremos a partir del jueves”.


Fuente: Luis Inzaurralde, desde Manchester

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios