Estadio embrujado: Peñarol y Liverpool empataron 0-0

Carboneros y negriazules debutaron sin goles en el Especial

Hay cosas en fútbol que no tienen explicación. Acá vino Plaza y con jugadores que incluso salían a trabajar arruinó la fiesta. Luego fue el turno de un cuadro sin figuras ni cartel, como Luqueño, que eliminó a Peñarol de la Copa Sudamericana. Y ahora, de cara al debut en el Uruguayo Especial, el aurinegro incorporó un equipo, contrató más de 50 goles, pero los resultados siguen siendo los mismos. Gente que pierde la paciencia, desesperación que se traslada de la tribuna a la cancha. Insultos y descontento.

Peñarol no pudo con Liverpool en el debut en el Especial y la gente se fue con un sabor amargo. Este es un torneo donde no hay margen de error. Pocas fechas. No hay revancha. Y dejar puntos puede costar caro. A esta altura nadie puede medir el valor de los puntos dejados. Pero al menos perturbaron.

Peñarol fue más que su rival. Pero no lo pudo reflejar en el marcador. Y se fue con las manos vacías. Para colmo, una vez más, de su propio estadio. Un escenario que, por lo narrado, parece embrujado.

En el primer tiempo Peñarol incurrió en los vicios padecidos en la Copa Sudamericana. Domina, se planta en campo rival, pero se nubla cuando queda de cara al arco para terminar de concretar.

El equipo se encontró con un Liverpool que le cedió campo y pelota. Saralegui paró a su oncena con cinco atrás y el mediocampo fue dominado por un Peñarol. Eso le permitió inclinar la cancha sobre el arco De Armas. Generalmente lo hizo por derecha, donde Novick fue el que más generó.

Pero todo fue hasta ahí. Quedó reducido a un remate de Junior Arias, una serie de balones en los que no llegaron a meter la pierna para empujarla a la red y poca cosa más.

Fue cuando Saralegui, desde el living de Lomas de Zamora, se percató de que no daba pie en el medio y acomodó piezas.

Mandó a Federico Martínez defintivamente como lateral derecho y Maxi Arias de volante. El fondo quedó con cuatro hombres. Y Liverpool se animó un poco más. Un centro de Aprile casi se le cuela a Guruceaga en la que, junto con un remate de Martínez, fueron las más claras del negro.

El primer tiempo se fue con la pérdida de paciencia de la hinchada aurinegra cuando Ávalos perdió una pelota y los insultos a Fedorczuk al cual se le reclamó un penal sin reparar que antes existió falta de Rodales.

Para el complemento Da Silva movió piezas y mandó a la cancha a Rossi en lugar del paraguayo.

Sin embargo, poco y nada modificó el panorama.

Peñarol fue sobre el arco negriazul pero sin el mismo orden que en el primer tiempo. Todo fue a velocidad extrema y sin mucho margen para pensar. Acaso lo más rescatable fue la salida que aportó Costa desde la zona central, distribuyendo bien la pelota y con buen panorama de cancha.

Y Hernán Novick, que se terminó desgastando jugando bien abierto por la derecha en la función que le ordena su entrenador.

El partido se hizo chato, por momentos aburrido por la lucha central. Y conforme el paso del tiempo Peñarol se deja gobernar por la ansiedad de su gente.

En los primeros 15 minutos del segundo tiempo el equipo de Da Silva no había rematado al arco.

Una prueba más que contundente que refleja su apatía. Es que, como pasó en la primera mitad, fue, fue, pero cuando lo tuvo ahí, no supo resolver.

Uno que se patinó, otro que le pegó mordida, aquel que no llegó y el que no entendió. Lo cierto es que faltó la moneda para llegar al peso.

La únicas situaciones claras que tuvo Peñarol fueron un gol mal anulado a Arias (para darse cuenta hay que mirar la televisión justo es decirlo) y una pelota que le quedó al mismo Junior que remató sacó notable De Armas.

El resto fue locura, velocidad y poca claridad para vulnerar a un Liverpool que vino a hacer su negocio. Se metió en la cueva y defendió el cero. No le pidan más. No aportó más.

La gente terminó con bronca. Se la agarró con el juez. Incluso le tiraron algunos objetos cuando se retiraba. Pero debería mirar para adentro para encontrar las razones de lo inexplicable. Peñarol, con los mejores jugadores del medio en su plantel, arrancó con más sombras que luces. l

Peñarol 0

Gastón Guruceaga 5

Andrés Rodales 5

Maximiliano Perg 5

Bressan 5

Maximiliano Olivera 5

Tomás Costa 6

Ángel Rodríguez 5

Hernán Novick 6

Luis Urruti 3

Junior Arias 5

Gabriel Ávalos 4

DT Jorge Da Silva

liverpool

0

Guillermo De Amores 5

Federico Martínez 5

Martín Díaz 6

Facundo Mallo 5

CristianAlmeida 5

Maximiliano Arias 5

Gonzalo Freitas 5

Gustavo Aprile 4

Maximiliano De La Cruz 4

Nicolás Royón 4

Carlos Bueno 3

DT Mario Saralegui

CAMBIOS en Peñarol: 46' Diego Rossi (4) x G. Ávalos y 63' Nicolás Albarracín (5) x L. Urruti

CAMBIOS EN liverpool: 46' C. Latorre (4) x Maxi Arias,55' Jonasthan Candia (5) x N. Royón y 70' Juan Ignacio Ramírez (4) x C. Bueno


CANCHA: Campeón del Siglo

JUEZ: Daniel Fedorczuk

AMARILLAS: 19' Mallo (L), 34' Bueno (L), 46' H. Novick (P), 68' Ángel Rodríguez (P)



Populares de la sección

Acerca del autor