Esta vez faltó el fútbol

La selección celeste igualó 0-0 ante Francia y alargó su racha invicta a 18 partidos; de todos modos los galos fueron más

Brusco. Cortado. Friccionado. Así fue el partido de Uruguay y Francia este miércoles en Le Havre, en el que ambos empataron 0 a 0 y tuvo poco juego asociado y más jugadas esporádicas producto de buenas maniobras individuales.

El equipo francés tuvo más la pelota, la monopolizó durante gran parte del partido, pero se enfrentó a una defensa férrea celeste, que no le permitió llegar con claridad y, a veces, ni si quiera generar una insinuación, al menos, en el primer cuarto de hora.

El equipo de Deschamps entendió que por la derecha era la zona por la que podía generar problemas. Fue el sector preferido por los futbolistas galos para generar peligro. Fue así que, una gran incursión por derecha, terminó con un cabezazo al primer palo de Muslera, que el guardameta celeste logró tocar, para que el esférico pegue en el palo y se pierda en el tiro de esquina.

Uruguay, con la idea de que Forlán sea el gran articulador del juego, no tuvo profundidad. El "10" celeste estuvo errático en los pases y en los centros. Tampoco los laterales - volantes pudieron desdoblarse y generar juego por afuera para asistir a Abreu.

Así y todo, los celestes lograron una sola maniobra colectiva e interesante en todo el partido entre Maxi Pereira, el "Cebolla" Rodríguez y el propio Abreu, que culminó con un pase de cabeza hacia atrás en el área hacia Forlán -cuando bien pudo ser un remate al arco-, que luego el delantero celeste no pudo capitalizar porque la pelota rebotó en un defensa francés.

El segundo tiempo se dio con la misma tónica. Francia dominando territorialmente a Uruguay, teniendo más la pelota y con la paciencia para crear jugadas de riesgo.

Valbuena tuvo su chance por izquierda, tras un envío desde la derecha y Muslera, de gran partido, logró taparla. Luego, un envío al revés: envío desde la izquierda para que Benzema la tome desde el sector zurdo del ataque y la reventara contra un palo.

Así, con más posesión (60 a 40%), Francia dominaba la pelota, aunque no tan así el juego. Esto se debía a que el equipo uruguayo sabía que, cuando se apoderaba del esférico, podría fabricar jugadas de gol. Y, esto, logrado más a partir de atrevimientos de algunas individualidades que de la producción colectiva de jugadas.

El "Cebolla" fue el que más se la jugó en este aspecto. Penetró por izquierda, apretó el acelerador y metió un pase forzado pero perfecto para que Abreu pudiese tener su única chance. El minuano logró patear al arco, pero su disparo fue bien atajado por Lloris que la mandó al córner.

El juego fue brusco, acusando, quizás, la salida de la pretemporada de los jugadores en sus equipos, pero lo cierto es que a Uruguay y Francia les costó fabricar jugadas colectivas, asociadas, para llegar de cara al gol.

De todas formas, el equipo de Tabárez extiende la cantidad de partidos invictos a 18 y y medirse, con un rival de jerarquía, pensando en Colombia y Ecuador en menos de un mes, rivales de las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios