“Esta historia es así, ya la vivimos”

En diálogo con El Observador, Diego Forlán explicó que es normal que cuando los resultados no son buenos se hable de recambio y subrayó que si la selección gana dos partidos está de nuevo arriba en la tabla

Resulta común, sobre todo en los vestuarios de los equipos grandes del fútbol uruguayo, que luego de una dolorosa derrota los jugadores adopten el modismo de salir todos juntos, mirando al piso y sin brindar declaraciones. Y se genera una corriente que da por válido el derecho de no hablar. El viernes, en el camarín de Uruguay sobrevolaba el interrogante de cómo responderían los jugadores de Uruguay tras la caída 3-0 ante Argentina. Pero los jugadores de la selección nacional se plantaron y lejos de huir en bandada al ómnibus pararon a dar cara. Atendieron cada uno de los requerimientos periodísticos. Entre ellos Diego Forlán, que terminó con un cruce con un argentino: “Bueno, vos dedicate a lo tuyo y nosotros nos dedicamos a jugar”. Al margen del altercado dialéctico, el uruguayo de Inter de Porto Alegre restó dramatismo al momento que se vive y comentó a El Observador: “Cuando se pierde es normal que se hable de recambio generacional. Pero si ganamos dos partidos estamos arriba nuevamente. Esta historia ya la vivimos”.

¿Qué sabor de boca le dejó la derrota ante Argentina?

Teníamos claro que era un partido complicado. Ellos manejaron siempre la pelota y dominaron. Y en una jugada que no fue la mejor de ellos, llegaron al gol y cambió el partido.

Hasta el primer gol argentino quedaba la sensación de que Uruguay tenía tácticamente dominado el duelo, ¿qué pasó después?

No sé si dominado, pero sí que estábamos bien parados. Limitamos los espacios, intentamos que no llegaran con claridad pero lamentablemente se dio esa jugada y se terminó el partido. Contamos con un par de posibilidades pero nos faltó claridad para definir.

Estas situaciones pueden ocurrir cuando se enfrenta a uno de los equipos con la mejor delantera de fútbol del mundo.

Y son rivales difíciles. Fijate que el partido que nosotros terminamos ganando por penales en la Copa América del año pasado lo sufrimos hasta el final. Unas veces te toca ganar y otras perder. Lio (Messi) es un gran jugador, pero no solo él, Argentina tiene buenos jugadores por todos lados.

¿Fue de los partidos que duele perder?

En todos los partidos que te toca la derrota duele y más ahora cuando necesitamos sumar. Pero no queda otra que seguir, sabemos que esto es muy largo y habrá que pelearla hasta el final.

¿Qué evaluación hace de la tabla de posiciones tras concluir la primera rueda de las Elimiantorias? ¿Hay un grupo de equipos que se está cortando y Uruguay no está incluido en ellos?

Se fueron un poco Ecuador y Colombia pero es largo esto. Viste como es, ganás dos partidos y estás arriba de nuevo. No hay que mirar para el costado, hay que pensar en nosotros.

¿Le preocupa más el nivel de juego que la tabla?

A ver, vamos a ser sinceros: Uruguay nunca fue un equipo de nivel de juego superlativo, siempre fue uno que a la hora de contragolpear llegaba bien y terminaba la jugada en el gol pero nunca uno de tener la pelota, jugar, eso lo sabemos todos. Entonces capaz que hoy en día nos está costando llegar con claridad al otro arco.

(Interrumpe un periodista del exterior y pregunta:) ¿A Uruguay le hicieron ocho goles en pocos partidos y te noto tranquilo?

¿Eh? –dice Forlán mirando con cara extraña, y responde– Es que no queda otra que estar tranquilo. No te podés alarmar. De pronto tenés un mal partido el martes, pero no podés agachar la cabeza.

(Y retoma la charla con El Observador.) ¿Cómo le fue en la altura de La Paz, ahí donde cada jugador la sufre de forma diferente?

Nunca jugué en La Paz (3.650), estuve en el banco en un partido. La ciudad con más altura en la que jugué fue Cuzco (3.400). Pero tratamos de no pensar en la altura porque nosotros vamos a jugar un partido de fútbol.

¿Cuánto pesa esta mochila para subirla a la altura?

Nada, cuando empezamos a entrenar sabíamos que estos dos partidos eran los más complicados. Es lo que hay. No sé si es bueno o no, es lo que nos toca.

Hay una sensación generalizada de alarma. ¿Es para preocuparse por este momento del equipo?

Va en cada uno. Yo no puedo andar diciendo: quedate tranquilo, alarmate o no. Es una cuestión de cada uno. El fútbol es así.

¿Le sorprende que se hable del recambio generacional por estos días?

Cuando los resultados van mal es obvio que suceda, son cosas que se van a hablar. Esta historia es así, ya la vivimos. 


Fuente: Jorge Señorans, enviado a Mendoza

Populares de la sección

Comentarios