Esta camiseta vale

La larga historia de la lucha del plantel celeste por recuperar sus derechos de imagen
En determinado momento de la conferencia de prensa, Edinson Cavani fue sorprendido. Le preguntaron sobre cómo veía al capitán Diego Lugano. "¿Cómo lo vieron en los macaquitos estos del supermercado?", interrogó el periodista mientras arrimaba a la mesa el muñeco. El Mota Gargano, sentado al lado de Cavani, se limitó a mostrar una risa cómplice. Pero Edi tomó el muñeco y se despachó sin piedad.

"Mirá, sinceramente sobre este tema hemos estado hablando y es una vergüenza. Seguramente se tendría que tener un poquito más de nivel y no ser la gracia y la burla en diferentes partes del mundo; son algunas de las cosas que tendremos que cambiar en nuestro fútbol", expresó Cavani.

Aquel pequeño detalle terminó de marcar definitivamente una batalla que el plantel seleccionado viene librando. Esta historia de la camiseta y los derechos de imagen de los jugadores que defienden a la celeste viene de larga data. Es una lucha que los jugadores están llevando adelante en procura de recuperar sus derechos cedidos, sin su autorización, en 1998.

En el proceso de 2010 el grupo que entonces comandaba Diego Lugano puso en aviso del tema a las autoridades. ¿Qué pasó? Diego Forlán se empezó a inquietar de que su imagen aparecía en todos lados y nunca había cedido su imagen. Reclamó y se encontró con contratos ya firmados.

Los neutrales fueron advertidos de que los derechos de imagen habían sido mal cedidos. Es que la AUF se los vendió a Tenfield a cambio de una cifra de dinero que percibe la Mutual. Tenfield se amparó siempre en ese contrato.

Pero el paso del tiempo, la profesionalización y el asesoramiento permitió a los jugadores pelear por sus derechos de otra forma.

El hecho de ser protagonistas directos del fortalecimiento de la celeste les permitió pararse desde otro lugar. Los jugadores entienden que si no se ponen firmes se quedan sin ganar millones de dólares que les corresponden. Pero la pelea va mucho más allá del tema comercial entre empresas como Puma y Nike.
"Es todo lo que pueda venir si la AUF se muestra independiente", como lo adelantó el plantel en un comunicado divulgado en su momento.

Es más, los jugadores ni siquiera quieren el dinero sino que anunciaron su deseo de volcarlo a las selecciones juveniles o el fútbol amateur para mejorar.

Acerca del autor