Esperan sentados

El gobierno promovió iniciativa para ayudar a clubes con exoneraciones fiscales; solo cinco lo aprovecharon y utilizaron 14% del monto destinado

En tanto decenas de clubes uruguayos de Primera y Segunda división piden ayudas económicas para hacer frente a sus presupuestos, y deportistas federados venden rifas para poder competir a nivel internacional, solo cinco instituciones se presentaron y obtuvieron ayudas para desarrollar obras y proyectos a través de la Ley 18.333 de fomento del deporte.

La normativa, del año 2011, pretende impulsar a federaciones y clubes a realizar distintos proyectos, otorgando beneficios fiscales, para las instituciones y también a patrocinadores y mecenas que acompañen las iniciativas.

Las entidades que pueden acceder a estas facilidades son las federaciones deportivas, la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), la Fundación Deporte Uruguay, clubes profesionales de fútbol y/o básquetbol que pretendan desarrollar proyectos vinculados a sus divisiones formativas, los mecenas deportivos y los patrocinadores.

Así, por ejemplo, si un club quiere realizar una obra o mejorar la infraestructura de su gimnasio, mediante esta ley puede acceder a beneficios tributarios. En ese sentido, se establece la “exoneración de todo tributo aplicable a la importación que grave el equipamiento destinado a la ejecución de los proyectos” y la “devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) incluido en las adquisiciones de bienes y servicios destinados a integrar el costo de la infraestructura y el equipamiento incluido en la ejecución de los proyecto”.

En el primer período para presentar proyectos, solamente cinco clubes cumplieron los requisitos y obtuvieron beneficios fiscales: Nacional y River Plate del fútbol uruguayo, el Club de Golf del Cerro, Lagomar Country Club de la Ciudad de la Costa y Laureles FC (club de baby fútbol de Fray Bentos).

“Considero que siendo una herramienta nueva, todavía no hay una experiencia y práctica de los clubes para elevar proyectos”, dijo a El Observador el presidente de la Comisión de Proyectos Deportivos (Comprode), Raúl Goyenola, quien catalogó como “un relativo éxito” el número de proyectos aprobados, teniendo en cuenta que era la primera vez que se implementaba.

Ayudar al club de los amores

Además, la ley crea la figura de patrocinadores y mecenas –personas y/o empresas dispuestas a donar dinero– quienes también obtienen beneficios fiscales proporcionales a los aportes que realicen a los clubes. Se pretende que las instituciones consigan este apoyo económico para poder concretar sus proyectos, incluso pueden llegar a tener la financiación total por esta vía, sin tener que poner un solo peso de sus arcas.

“En el caso del mecenazgo hay mucha gente que quiere ayudar al club de sus amores a través de una aportación. Le significa un costo al mecenas, pero es mayor la ayuda para el club”, señaló Goyenola. “Para el club es más beneficioso que el que lo quiera apoyar lo haga por este sistema”, agregó.

“Y para los patrocinadores también, porque se van a ver identificados con estos proyectos, con acuerdos libres con las instituciones. De esta forma, hacen una buena propaganda y presentación de su imagen con un costo menor al que tendrían”, explicó.

Los clubes o federaciones interesadas deben presentar sus proyectos a la Unidad de Apoyo al Desarrollo del Deporte (Unadep) del Ministerio de Turismo y Deporte, donde se evaluará la iniciativa y luego la Comprode recomienda al Poder Ejecutivo la inversión a promover y el monto que será exonerado.

“Todos los proyectos cuando se presentan tienen que estar ya con la inversión establecida”, destacó el titular de la Comprode.

De los $ 62.000.000 que se habían dispuesto por el Poder Ejecutivo para exoneraciones, solo unos $ 9.000.000 fueron utilizados en las iniciativas aprobadas, poco más del 14%, comentó Goyenola.

En los proyectos promovidos en 2013, “más de la tercera parte de la inversión se hace con los beneficios fiscales”, señaló. El resto se hará con el finaciamiento propio de las instituciones más el apoyo de mecenas y patrocinadores.

Nacional y River piensan en el futuro

El Club Nacional de Fútbol presentó un proyecto de $ 16.547.152 consistente en mejorar la infraestructura de su concentración del complejo deportivo de Los Céspedes, “dotándolo de mejoras y nuevas canchas, levantando edificaciones y controlando y programando el usufructo del predio, para ser utilizado fundamentalmente por las divisiones formativas de dicha institución”, según señala la resolución firmada por el presidente José Mujica.

De esa cifra, los tricolores aportarán $ 12.375.000 y el resto, $ 4.172.152, serán aportes por parte de mecenas y patrocinadores. Del total de la inversión, el gobierno le permite exonerar IVA por hasta $ 12.144.491.

Por su parte, River Plate presentó una iniciativa para reacondicionar su Complejo Colón, donde entrenan sus formativas. En tanto, los niños de Laureles F.C. podrán contar con vestuarios e instalaciones nuevas, y un nuevo terreno recuperado para instalar canchas de fútbol infantil y de mayores, así como las mejoras de los campos de juegos ya existentes. La propuesta del Club de Golf del Cerro es de formar una escuela de dicha disciplina para menores; mientras que Lagomar Country Club colocará piso flotante a su gimnasio para ofrecer “servicios deportivos de primera calidad”.

“Pensamos que es una herramienta muy interesante que tiene el sistema deportivo para incorporar de una forma transparente todo lo que quiere ser el apoyo o la inclusión en el deporte”, señaló Goyenola, quien espera que haya más interesados para el próximo llamado.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios