España se quedó con el bronce en básquetbol

A falta de 5 segundos le dieron una falta muy polémica y derrotó 89-88 a Australia

España consiguió su tercera medalla olímpica consecutiva al ganar a Australia por un ajustado 89-88 para colgarse el bronce en el partido por el tercer puesto del torneo olímpico de baloncesto masculino de Río 2016, disputado este domingo.

Australia volvió a quedarse a las puertas del podio por quinta vez en su historia tras un partido muy ajustado que se decidió en los últimos segundos del encuentro a favor de los españoles, que habían sido plata en Pekín-2008 y Londres-2012.

Los españoles tuvieron que esperar hasta prácticamente los últimos cinco segundos del encuentro cuando dos tiros libres transformados por Sergio Rodríguez, dejaron a los australianos sin margen de reacción.

España se adelantó en el marcador, impulsada por Pau Gasol (31 puntos) y Nikola Mirotic (14 puntos), éste último con su acierto desde la línea de tres.

Los dos equipos exhibieron sobre la cancha una defensa presionante que obligó a ambos equipos a buscar el tiro exterior.

Gasol volvió a mostrarse seguro en defensa, turnándose con Felipe Reyes para contener a Andrew Bogut y Aaron Baynes.

España acabó por delante 23-17 en el primer cuarto, pero en el segundo los australianos dieron un punto más de intensidad a su ataque.

Aparecieron Patty Mills (30 puntos) y David Andersen (15 puntos) para llevar a su equipo adelante, mientras España perdió muchos balones y falló varios lanzamientos a canasta.

Un parcial 21-17 para Australia, dejaba el partido en una corta ventaja 40-38 para España en el descanso.

Tras la pausa, el tercer cuarto fue de ida y vuelta con nervios por parte de los dos equipos que se alternaban en el marcador.

Patty Mills, letal en sus penetraciones, siguió aumentando su cuenta, mientras Gasol sostenía los ataques españoles para entrar en los últimos diez y decisivos minutos cno 67-64 para España.

Los dos equipos se mantuvieron parejos en el marcador, alternándose en la delantera y respondiendo a una canasta con otra.

A 5 segundos para el final, Sergio Rodríguez puso por delante a España 89-88 al transformar dos tiros libres, dejando un suspiro para los australianos, que no lograron finalizar su jugada.


Fuente: AFP