España es la sombra negra de Francia

España aplastó 92-67 a Francia en los cuartos de final del torneo olímpico de básquet y se metió en semifinales

España aplastó este miércoles 92-67 a Francia en los cuartos de final del torneo olímpico de básquet masculino de Rio-2016, clasificándose para las semifinales de la competición.

Los españoles dominaron el encuentro desde el inicio para meterse en su tercera semifinal olímpica consecutiva y se jugarán el pase a la final contra el ganador del Estados Unidos-Argentina.

Francia no pudo tomarse la revancha de hace cuatro años cuando España ya apeó a los franceses en cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres.

España se adelantó en el primer cuarto apoyada en el acierto desde la línea de tres de Rudy Fernández y de Nikola Mirotic (19-16).

El ala-pívot de los Chicago Bulls fue el principal artífice de poner a España por delante con 16 puntos en la primera parte.

Mirotic acabaría siendo el máximo anotador del partido con 23 puntos.

La defensa interior de los franceses obligó a los españoles a buscar el tiro desde fuera, imposibilitados para buscar a su referente Pau Gasol, que sólo hizo cinco puntos en el partido.

El pívot de los Spurs, en cambio, tuvo un mayor protagonismo en defensa, erigiéndose en un auténtico baluarte.

Tony Parker volvió a ser junto con Nando de Colo la principal arma francesa, pero al descanso España lideraba 43-30 en el marcador.

El pívot de los Spurs, que hoy jugó su último partido con la selección francesa, hizo 14 puntos en el encuentro.

Tras la pausa, España no tuvo más que navegar sobre su colchón de puntos, pese a una pequeña reacción francesa en el tercer cuarto, al término del cual los hombres de Sergio Scariolo habían aumentado su ventaja hasta los 69-49.

En el último cuarto, Francia prácticamente bajó los brazos, rendida a la superioridad española.

Apareció Willy Hernangómez y España apiló puntos hasta conseguir un parcial 14-2 en los cuatro primeros minutos del último cuarto, tras lo cual le bastó mantener el control para llevarse el partido.


Fuente: AFP