Esguince, gripe y lumbalgia, la historia clínica de Scotti

El zaguero ligó mal desde que llegó Arruabarrena; recién esta semana empezó a entrenar con normalidad.

Andrés Scotti no ha podido jugar aún con Rodolfo Arruabarrena como técnico. Al segundo día de que el argentino asumió, el zaguero sufrió un esguince de tobillo que le demandó dos semanas de recuperación.

Cuando estaba pronto para volver, cayó con una gripe fuerte y estuvo prácticamente una semana en cama. Al regresar a los entrenamientos aceleró el proceso de recuperación con la intención de jugar lo antes posible, pero con tanta mala suerte que tuvo una lumbalgia que lo atrasó todo.

Esta semana Scotti comenzó trabajando de manera normal con todo el grupo, ya recuperado de sus males. El miércoles entrenó con los titulares, pero la falta de partidos hace difícil que pueda jugar este fin de semana. La decisión la tomará el DT cuando retorne Gorga de la sub 20.

Solo cuatro partidos jugó Scotti en lo que va del año. Tres por la Copa Libertadores (fue el autor del gol con que Nacional venció a Boca Juniors en La Bombonera) y uno por el Clausura, en la primera fecha ante Defensor Sporting.

Actuó por última vez el 14 de marzo cuando el técnico era Juan Carlos Blanco. El contrato de Scotti es uno de los que vence al término del Clausura. Todavía no le hablaron para una renovación y tampoco se preocupó del tema.

“Estuve más ocupado en recuperarme que en pensar mi futuro”, dijo el jugador que en diciembre de este año cumplirá 38 años. Si bien aún no piensa abandonar el fútbol, hay dirigentes tricolores que lo ven como un futuro gerente deportivo de la institución, cargo para el que también ven con buenos ojos a Alejandro Lembo.

El veterano futbolista, integrante del proceso de Óscar Washington Tabárez en la selección (aunque no fue convocado para los últimos partidos) llegó a jugar de lateral en La Bombonera.


Populares de la sección

Comentarios