Ese rostro habla

A pesar de mantener sus esperanzas tras el gran premio de Estados Unidos, Fernando Alonso llegará con 13 puntos de desventaja ante Sebastian Vettel, cuando el Mundial de Fórmula 1 se defina en Brasil

"Perder tres puntos con respecto a Sebastian en un fin de semana en el que no íbamos rápidos y ellos prácticamente volaban es algo positivo. Llegamos a Brasil con todas las posibilidades del mundo”, afirmó Fernando Alonso el domingo tras obtener el tercer puesto en el Gran Premio de Estados Unidos.

El español, primer piloto de Ferrari, largó desde la novena posición y terminó tercero al tiempo que Sebastian Vettel –con quien pelea el Mundial de pilotos de la Fórmula 1– fue segundo tras obtener el sábado la pole position.  

Vettel, que le llevaba 10 puntos a Alonso, amplió a 13 su ventaja y encarará el próximo domingo el GP de Brasil, en el circuito Interlagos de San Pablo, el desafío de ser el piloto más joven de la historia en lograr un tricampeonato, y además, hacerlo en forma consecutiva.

Problemas en Red Bull
La escudería Red Bull admitió sufrir en Austin problemas de alternador que determinaron el abandono del segundo piloto del equipo, Mark Webber.

“Es una preocupación, punto. Por desgracia, es el tercer problema con el alternador que hemos tenido. Necesitamos volver a analizarlo. Creo que la nueva versión  usó en otros ciclos de motor de otros equipos, así que eso será lo que haremos para Brasil”, expresó Christian Horner, de Red Bull, en declaraciones recogidas por la web f1aldia.com.

Tres veces en lo que va de la temporada abandonaron los Red Bull: Vettel en Italia, y Webber también en Italia más los dos últimos GP’s: Abu Dabi y Estados Unidos. Tres veces el abandono se debió a problemas con el alternador.

La estrategia de Alonso
A Ferrari estos problemas mecánicos le parecen un detalle.

Alonso se cansó de decir que no compite contra un piloto sino contra Adrian Newey, el responsable de que Red Bull le lleve una ventaja apreciable al Cavallino Rampante en las últimas temporadas en materia de ingeniería mecánica.

Los medios españoles, alonsistas a ultranza, inflaman este aspecto. Hablan del “bólido” de Red Bull.  

La web abc.es tituló así una nota publicada el sábado: “El punto débil de Sebastian Vettel”.

En la misma, se puede leer este párrafo: “Vettel descubre un comportamiento de rasgos excesivos. Desde hace mucho tiempo su actitud cambia en función del resultado de los grandes premios. Si gana, luce el dedo índice a las cámaras en señal de número uno, se explaya en las ruedas de prensa en explicaciones profusas y a veces tediosas sobre válvulas, ritmos y demás, y muestra una sonrisa de oreja a oreja en los periódicos del día siguiente. Si no logra la victoria, su programa público se reduce. No exhibe el dedo, contesta con monosílabos a los periodistas en la conferencia obligatoria de la FIA y se pasea ceñudo. Es otra persona.”

¿Quién no se comportará así en el mundo de la Fórmula 1?

Hace dos semanas Marca, menospreció la gesta de Vettel en Abu Dabi cuando salió desde el pitlane (ni siquiera del último lugar de la parrilla) y terminó tercero. El título de la nota fue: “Cómo mejorar 30 lugares con dos adelantamientos”.

A la semana el español Marc Márquez, sancionado, partió último (33º) en Cheste en un GP de Moto2. Al final, ganó la prueba. ¿Cuál fue el título? “La mayor exhibición de la historia del motociclismo”.

Lo de Alonso, en cuanto a sus declaraciones, parece estratégico. En el fondo debe tener muy en claro que Vettel es un genio precoz de la velocidad. Un piloto talentoso que por algo ganó los dos últimos mundiales.

El de 2010 en la última etapa (Abu Dabi), cuando Alonso llegó con 15 puntos de ventaja. El de 2011 por destrozo. Y además, el alemán es capaz de gestas como la de Abu Dabi. 

Las dos caras
“Vamos a pensar que todavía es posible. Ganaremos, perderemos, pero no nos vamos a rendir hasta la bandera a cuadros”, expresó Alonso.

Vettel por su parte, dijo: “Fuimos muy veloces en Brasil durante el último par de años, por lo que estamos muy ansiosos. Además, aumentamos nuestra ventaja en el campeonato, por lo que creo que estamos en una posición inmejorable”.

Sus rostros del domingo, hablan a las claras de las circunstancias de uno y otro piloto.

Vettel tiene todo para sentenciarlo, y Alonso lo presiente.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios