Escándalo en Italia por insulto "homófobo" entre entrenadores

El técnico de Nápoli, Maurizio Sarri, puede recibir una dura sanción luego de que Roberto Mancini, de Inter, lo denunciara

El técnico de Nápoli, Maurizio Sarri, podría ser sancionado por cuatro meses y una multa entre 15.000 y 30.000 euros si los insultos que dirigió ayer al entrenador de Inter, Roberto Mancini, son considerados "de carácter homófobo", según las normativas italiana.

Al final del partido de Copa Italia perdido contra los milaneses, ambos entrenadores fueron expulsados por protestas. En la rueda de prensa postpartido, Roberto Mancini aseguró que el técnico napolitano le insultó llamándole "frocio e finocchio", utilizando dos sinónimos despectivos de "homosexual".

Mancini
Roberto Mancini
Roberto Mancini

Las normas de la FIGC (Federación Italiana Juego Fútbol) prevén sanciones de mínimo cuatro meses más una multa para los comportamientos "discriminatorios y aptitudes que conlleven ofensas por motivos de sexo".

Maurizio Sarri
Maurizio Sarri, técnico de Nápoli
Maurizio Sarri, técnico de Nápoli

Sin embargo, en caso de sanción, el técnico italiano sería castigado también en las competiciones europeas, ya que la UEFA toma en consideración las medidas de sus federaciones. De ser así, Maurizio Sarri no podría estar en el banco en el próximo duelo de Liga Europa que Nápoli jugará contra Villarreal.

El entrenador del conjunto sureño se defendió en rueda de prensa asegurando que pidió perdón a Mancini en el vestuario, aunque será fundamental el informe arbitral para la eventual sanción. La sentencia, según informa la Gazzetta dello Sport, se conocerá mañana jueves.


Fuente: EFE

Populares de la sección