"Es un sueño estar en la final del Circuito Mundial"

Este martes, en Santander, la uruguaya disputará por primera vez un gran torneo
Dolores Moreira disputará a partir de este martes la final de la Copa del Mundo (World Sailing Cup) de la clase laser radial, en Santander, donde volverá a codearse con las mejores del mundo.

La sanducera se clasificó tras competir en las dos primeras etapas del Circuito donde fue 17ª en Miami, en enero, y 43ª en abril en Hyeres donde abandonó por prescripción médica tras disputar seis regatas con 13º puesto como mejor colocación. En Miami ganó su primera regata entre mayores (la séptima) y fue otras dos veces top 10 (sexta y novena).

"Esta es la final del Circuito Mundial y va a estar increíble, obviamente es un sueño estar acá, es mi primer año haciendo todo el Circuito completo y haber clasificado a la final ya es muy lindo. La idea es dar lo mejor, seguir aprendiendo como siempre y disfrutar una vez más la posibilidad de representar a Uruguay y esta vez en una final de las Copas del Mundo que no es poca cosa ya que solo clasifican las primeras 25 del mundo", contó Lola, de 18 años, a Referí desde Santander.

En su última competencia, en mayo, conquistó el Campeonato Nacional de laser radial por tercer año consecutivo clasificándose al Mundial juvenil de China que se disputará en la isla de Sanya en diciembre.

"Estuvo muy lindo, pudimos reunir bastantes barcos porque la vela está creciendo bastante en Uruguay. En diciembre la idea es ir a defender el título que gané el año pasado en Nueva Zelanda. Ya estoy entrenando con todo para eso y todo campeonato sirve como preparación".

"Este año vienen bien los entrenamientos, pudimos ir a todos los campeonatos que nos planteamos y cumplir los diferentes objetivos y eso es muy bueno. El primer año posterior a los Juegos Olímpicos lo enfocamos más para mejorar la parte física y concentrarnos en eso. Ahí vamos, la verdad que muy bien", explicó.

Después de correr contra las 25 mejores del año en Santander la esperan tres mundiales en dos meses. Sí, tres mundiales.

El primero será el Mundial sub 21 de su clase que se celebrará en la ciudad belga de Nieuwpoort del 26 de julio al 7 de agosto.

Entre el 11 y 18 de agosto se llevará a cabo el Mundial Juvenil abierto en Medemlik, Holanda. En el mismo lugar, entre el 19 y 26 del mismo mes se disputará el Mundial de mayores.
"El mundial juvenil va a ser un gran entrenamiento para el de mayores", explicó. Y ahí ya estarán en juego las primeras plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lola ya está también clasificada al Circuito Mundial próximo que se abre en octubre, en Tokio. "La idea es ir a conocer la zona de regatas donde van a ser los próximos Juegos y empezar a ambientarme". Piensa en grande y todos los pasos que va dando tienen nuevos objetivos dibujados en el horizonte.

Las notificaciones del Facebook están desactivadas. Las reuniones se suceden entre viajes, entrenamientos y llamados para notas de prensa. Hay poco tiempo para el estudio pero se aprovecha. La vida de Lola cambió bastante después de los Juegos Olímpicos de Río donde fue la abanderada de Uruguay.

"Creo que cambió un poco mi vida después de los Juegos", confesó. "La gente en la calle a veces me reconoce y me piden fotos; es bastante loco y me da mucha vergüenza que sepan lo que hago porque el yachting es un deporte pequeño y que haya chicos que me tengan como su ídola, con tantos otros deportistas con trayectoria es algo increíble y no lo puedo creer", agregó.

"Los estudios van bien. Luego de la final de Santander voy a rendir unos exámenes y seguir con la tutoría. Este programa me está ayudando muchísimo y se adapta a la vida que tengo con tantos viajes", concluyó antes de tirarse al agua. A una final de Circuito Mundial.


Acerca del autor