"Es insoportable"

Para Cristian Rodríguez jugar en la altura es un martirio pero está confiado en sacar un buen resultado en La Paz
Agustín Castillo, especial para Referí desde Santa Cruz, Bolivia

Antes que la cámara se encienda no se sabe si el Cebolla Rodríguez habla en serio. Porque se ríe, hace chistes y bromea con todos los que tiene a su lado. Así está todo el día el jugador de Independiente. "Si sale Zuluaga (que tomaba mate junto a él, Sánchez, Mayada, Lodeiro y Corujo) podés sacar la foto", le dice al periodista de Referí. Tono broma modo on.

Pero cuando la cámara se enciende el modo broma e ironía se apaga por completo. Ahí sí es pura seriedad y análisis. Entonces comienza a reflexionar que en Independiente ha encontrado un lugar que le sienta de maravilla para comenzar otra Eliminataria.

Ya es uno de los más experimentados del plantel...

Es verdad. Otro camino nuevo. Estoy muy contento de estar en la selección. Arranqué a los 17 años aquí y es un orgullo para mí estar hace tanto tiempo en la selección.

¿Cómo se encuentra este arranque?

Me siento bien. Estoy jugando partidos importantes entre semana y los fines de semana y peleando cosas importantes. Como jugador de fútbol uno quiere jugar siempre y lo estoy haciendo.

¿Qué tal ha sido su experiencia en la altura?

Subí tres o cuatro veces en La Paz, Quito y México. Y se sufre. Es insoportable. Tenés que correr mucho, te cansás muy rápido y la pelota no gira. Hay que administrar la energía.

¿Hablan del tema de la altura entre ustedes?

Se habla entre los compañeros del tema sí. Aunque nos estamos integrando y ya vamos a tener tiempo de hablar en profundidad de este tema.

Por lo visto se mantiene esa buena onda y el grupo unido en el plantel, ¿no?

Los jugadores que ya no están y lo que están ahora siempre supieron respetar el grupo. Siempre hubo mucho respeto y hay una buena relación esté quien esté. Hay compañerismo y ya somos una familia.

¿Es ahora o nunca para ganar por primera vez en La Paz?

Se sabe que están pasando un momento malo pero eso no cambia nada. Son locales y están acostumbrados a jugar en la altura. Pero nosotros pensamos en nuestra selección, apoyarnos todos y ahorrar energías.

¿Encontró su lugar en Independiente?

Fue un cambio difícil. Por suerte tuve muchas ofertas para seguir en Europa pero la oportunidad de Independiente fue muy buena. Estoy muy contento y espero respetar el contrato y después me gustaría jugar a los 31 años en Peñarol como siempre dije por mis ganas y la de mi familia pero queda mucho camino por delante y pueden pasar muchas cosas


Populares de la sección