Es hoy, Uruguay: empieza el sueño celeste

Bajo la vieja consigna que alguna vez trasladó el técnico Óscar Tabárez a su grupo: “En el camino está la recompensa”, Uruguay inicia hoy un nuevo sueño mundialista

Bajo la vieja consigna que alguna vez trasladó el técnico Óscar Tabárez a su grupo: “En el camino está la recompensa”, Uruguay inicia hoy un nuevo sueño mundialista frente a Costa Rica, a la hora 16 en Fortaleza.

Despejadas las dudas, el entrenador se inclinó por Cristian Stuani en la formación inicial en detrimento de Gastón Ramírez. Para eso pesó el momento de Stuani, los goles que aportó en los amistosos, y la doble condición de poder ejercer la posición y de volante compartida con su condición natural de delantero.

A lo largo del proceso, Tabárez se ha caracterizado por tomar en cuenta hombres que tienen ductilidad para brindar soluciones. Son varios los ejemplos de futbolistas que pueden cumplir la doble función, o que juegan un partido en un puesto y al siguiente en otro.

El resto no tendrá mayores novedades. En el fondo estará la tradicional línea de cuatro que contará con mayor explosión en ataque por la banda derecha, donde juega Maxi Pereira.

En el mediocampo se vuelve a apostar a la regularidad de Egidio Arévalo Ríos con Walter Gargano. Serán los encargados de tirar la presión cuando el rival tome la pelota. La idea de Tabárez siempre pasa por presionar para tener control de juego, y no dejar pensar al rival.

Costa Rica jugará "a lo Uruguay", cerrado en el fondo, y por eso el técnico intentará ocupar el ancho con dos volantes por fuera. Sabido lo de Stuani, por izquierda Cebolla Rodríguez aporta su fútbol revolucionario.

La otra novedad pasaría por la posición de Diego Forlán. Todo hace indicar que se lo ubicaría unos metros delante de la línea de los volantes para aprovechar su visión de juego y su virtud de meter pelotas largas. Esto le permite al equipo tener salida por las bandas y aprovechar la velocidad y explosión de Cavani, único hombre ofensivo.

Partidos son partidos. Uruguay en los papeles y pese a que nadie del grupo lo quiere admitir, cuenta con la responsabilidad del juego. Al me nos los jugadores revelaron con sus declaraciones la importancia de estos tres primeros puntos.

Se inicia el sueño. El país estará pendiente y los jugadores saben que la recompensa vuelve a estar en el camino.


Fuente: Jorge Señorans, enviado a Brasil

Populares de la sección

Comentarios