Es hoy, no hay revancha

Wanderers y Danubio se juegan en 90, 120 minutos o penales, el título de campeón 2013-2014

De la Blanqueada saldrá el nuevo campeón uruguayo. ¿Será del Prado o será de Jardines del Hipódromo? Se sabrá después de la hora 18 de este domingo, si es que el partido entre Wanderers y Danubio, que se inicia a las 16, se define en alargue o penales. Porque tiene que haber un ganador.

No existe mañana. No hay revanchas como en los dos encuentros anteriores, aunque si Wanderers hubiera ganado el primero, ya tendría la copa en sus vitrinas. Pero ganó Danubio y la definición se alargó dos partidos más. En el anterior empataron 0-0, por lo que todo quedó para este domingo en el Parque Central.

Una final en blanco y negro, que tendrá una copa especial (ver Apunte). El color lo pondrá el campeón, que saldrá por primera vez de una definición entre dos clubes chicos.

Danubio fue el campeón del Apertura y Wanderers del Clausura y de la Tabla Anual. El bohemio llegó mejor para el primer encuentro porque tuvo un tramo final del Clausura espectacular. El franjeado llegó a los tropezones. Sin embargo, la imagen de ambos se revirtió después de ese encuentro. Danubio salió a comerse los niños crudos, sabiendo que no podía perder. Sorprendió a Wanderers y le ganó 3-0.

Las especulaciones cambiaron de barrio para el segundo encuentro jugado el martes pasado. El candidato pasó a ser Danubio. Pero Wanderers varió su actitud. Sin dejar de lado el fútbol atildado que lo adornó durante toda la campaña, apretó los dientes.

Si bien Danubio tuvo las mejores ocasiones y dispuso de más tiempo el balón, Wanderers no se achicó y en el final de ambos tiempos se acercó al arco defendido por Ichazo.

El técnico bohemio, Alfredo Arias, no hace cambios para el encuentro de hoy. La única variante está en el banco, ya que vuelve Guzmán Pereira. El volante, una de las figuras del campeonato, se lesionó en el primer partido final y no estuvo en el segundo. Hoy es una opción en el banco. En su lugar continuará Colombino.

Leonardo Ramos sí tiene un cambio. Habilitado Federico Ricca, retorna a la oncena en lugar de Guillermo Cotugno que ocupó su lugar en el encuentro pasado.

En el ataque continuarán Martiñones y Fornaroli ante la ausencia de Jonathan Alvez por una lesión en la vista.

En medio de la fiebre por la Copa del Mundo, Wanderers y Danubio tratarán de abstraerse de ese mundo y meterse en su propia burbuja. El hecho de que el Mundial esté tan cerca y de que ni Nacional ni Peñarol estén en la definición, hace que no se hable tanto de la final.

Pero esta tarde, desde la hora 16 en adelante, tendrán su espacio. En la cancha de Nacional (Wanderers es locatario) se juegan el año. Para Danubio puede ser la cuarta copa, para Wanderers la primera en la era profesional. El plato está servido.  

Final en blanco y negro

Wanderers y Danubio se pusieron de acuerdo para que hoy, además de la Copa Uruguaya, el ganador se lleve otra que corresponderá a la “primera final de la historia en blanco y negro - Campeonato Uruguayo 2013/2014” aludiendo a los colores de las camisetas de ambos clubes. Como es sabido, Danubio tomó en 1932, cuando comenzó el profesionalismo, los colores de Wanderers, que fue el último campeón amateur.


Populares de la sección

Comentarios