Es hora de la primera definición

Real Madrid recibirá este miércoles a Barcelona buscando la recuperación; mientras que el equipo de Vilanova quiere su cuarto título consecutivo

La Supercopa de España, un torneo señalado por todos como menor, se presenta en el estadio Santiago Bernabéu con una realidad bien distinta, en la oportunidad de levantarse de un mal inicio de temporada para Real Madrid dando un golpe a Barcelona, que desea iniciar la 'era Tito Vilanova' con su primer título.

Es la oportunidad de José Mourinho de marcar el territorio ante Vilanova. Demostrar que su triunfo ante Pep Guardiola en la última Liga se extenderá con su heredero. El mejor rival para levantarse de un pésimo arranque de campaña. También el mejor escenario para que el Barcelona sea campeón y disfrute de la vuelta de honor en el Santiago Bernabéu.

Morbo no le falta al partido. Habrá tanto como enfrentamientos directos entre los mejores jugadores del mundo. Un nuevo pulso entre el portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Leo Messi. El madridista deseoso de recuperar su papel de protagonista, aún sin marcar en tres partidos. El azulgrana en plena racha goleadora, cuatro goles en dos jornadas ligueras y uno en el partido de ida.

Real Madrid debe levantar el gol de desventaja de la ida (3-2). El error de Víctor Valdés y la fe de Di María le hicieron resucitar. Necesita un triunfo y mejorar la imagen preocupante que dejó en los primeros compromisos oficiales. Dos derrotas -Barcelona y Getafe- y un empate -Valencia-, no instalan el nerviosismo pero sí apremian a una rápida reacción.

Mourinho ya tiene a su nuevo fichaje, el croata Luka Modric. Aún anda corto de forma tras entrenar un mes en solitario. No tiene hueco en el equipo de momento. Sí lo recupera Pepe, pieza importante en el centro de la defensa, que se perdió los dos partidos que el Real Madrid perdió por un traumatismo craneoencefálico.

Las novedades en el equipo titular madridista pasan por el regreso del alemán Sami Khedira al medio y el francés Karim Benzema adelante. El dibujo táctico de Mourinho será el mismo, pero la actitud del equipo no. Saldrá a buscar a su rival con el único objetivo de levantar la Supercopa ante su hinchada y dar la primera alegría de la temporada.

Mientras, Barcelona intentará asaltar el Bernabéu en busca de su cuarta Supercopa de España consecutiva, lo que sería la undécima de su palmarés y lo consolidaría como el equipo que más veces ganó, y disputó, el título.

El equipo catalán pretende hacer valer el resultado de la ida, un resultado que podría haber sido mayor si, en la recta final del encuentro, Iker Casillas no le hubiese tapado un tiro a Messi y un error de Valdés no hubiera propiciado el segundo gol blanco. Los jugadores del Barcelona saben que ese final nefasto del Camp Nou les obliga a hacer un buen partido en Madrid si desean reeditar el título.

Tito Vilanova, técnico del conjunto azulgrana, recuperará para el equipo ideal a varios de los jugadores a los que dio descanso el pasado domingo, en el partido de Liga ante Osasuna. Podrían volver a la titularidad Mascherano como pareja de Piqué en el eje de la zaga, Adriano en el lateral izquierdo en lugar de Jordi Alba, Xavi por Cesc como director de la orquesta azulgrana y Pedro -cinco goles en doce partidos ante los blancos- por Tello o Alexis como uno de los acompañantes de Messi en el ataque.

Quienes seguro que estarán en el once inicial que el Barça presentará en el Bernabéu serán Messi y Dani Alves, los dos únicos integrantes de la actual plantilla que disputaron todos los partidos en el campo del eterno rival desde junio de 2008 y que no saben lo que es perder allí (cinco victorias y dos empates).

Con las bajas ya conocidas de Thiago, Cuenca, Muniesa y Abidal, Vilanova tiene la duda de si finalmente cuenta para el choque con Carles Puyol, quien ante Osasuna se rompió el pómulo derecho y que, en caso de actuar mañana, lo haría con una máscara de protección.

Según como avance el partido, el camerunés Song también podría tener sus primeros minutos como azulgrana, ya que en el partido de ida no entró en la convocatoria y en el de Liga del pasado domingo se quedó en el banco.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios