Es ahora, Teros

Eliminatoria. Tras dos repechajes complicados, Uruguay enfrenta a Rusia en situación casi ideal

Es claro que no hay nada definido, por la paridad que han demostrado Rusia y Uruguay en los últimos tiempos, lo que augura una serie peleadísima. Pero precisamente, esa paridad es la mejor noticia a la que se enfrentan Los Teros en este repechaje por el último boleto al Mundial de Inglaterra, que comenzará el sábado con el partido de ida en Siberia y tendrá la vuelta el 11 de octubre en el Charrúa. Luego de dos Eliminatorias en la que clasificar era una quimera, ya sea por problemas internos o por el rival que estaba enfrente en el repechaje, ahora el objetivo es mucho más accesible.

Hace cuatro años, Los Teros llegaban al repechaje final rodeados de problemas. Aquel 2010 había sido complejo, más afuera de la cancha que adentro. La renuncia de varios jugadores a comienzos de año minó el proceso del DT argentino Gonzalo Camardón, pero así y todo Uruguay logró meterse en el repechaje final, tras victorias ante Chile y Brasil en el Sudamericano y ante Kazajistán en la primera fase.

Pero en la última instancia esperaba Rumania, que por sus propios problemas internos tuvo varias renuncias y terminó tercero en la Eliminatoria europea, detrás de Georgia y Rusia. Para aquel repechaje final solucionaron sus problemas, y enfrentaron a Uruguay con un equipo que tenía 14 jugadores en el Top 14 Francia. Los Teros consiguieron un hazañoso empate en Montevideo, pero en Bucarest no tuvieron chance: derrota 39-12 para ver, por segunda vez, el Mundial desde afuera.

Los problemas internos no fueron nuevos para Uruguay. De hecho habían tenido su epicentro en el anterior repechaje, en 2007 con Portugal, cuando Los Teros llegaban con leve favoritismo. Resultado: se perdió la clasificación por un punto en el Parque Central.

Otra cara
Este 2014 marca un mundo de diferencia respecto a aquellos tiempos. Porque en estos últimos años Uruguay inició una revolución a partir de la concesión del Estadio Charrúa, que le permitió instalar allí un Centro de Alto Rendimiento y, además, un plan de viaticados que el plantel empezó a cobrar en agosto, de manera de poder afinar la preparación de un modo acorde al objetivo que se busca, ya que, increíblemente, Uruguay es el único equipo amateur en carrera por entrar al Mundial.

Pero más importante, el rugby inició un camino de pacificación interna. No se puede decir que hoy sea un camino de rosas, pero sí que las fuerzas en choque se unieron. Y el ejemplo más significativo es como el DT de Los Teros Pablo Lemoine y la máxima figura Rodrigo Capó están hoy en París tirando juntos. Distanciados por mucho tiempo, decidieron unirse para lograr el objetivo.

Por otro lado, Rusia es un desafío mucho más al alcance que lo que aquel Rumania de 2011. Si bien es un equipo 100% profesional, 20 de sus 22 jugadores militan en la liga local, de bajo nivel comparada con los principales torneos de Europa. Se suponía que la clasificación al Mundial 2011 iba a significar un despegue, pero la explosión nunca llegó. Hoy solo dos jugadores militan en el exterior, y el único que tiene continuidad es Andre Ostrikov, en el Sale Sharks de Inglaterra.

El último antecedente también permite ilusionarse: en la Nations Cup de Rumania, en junio, Los Teros ganaron 13-6, lo que de hecho les dio el puesto 19 en el ránking y la chance de definir de local. En ese partido a ambos les faltaron algunas figuras, aunque Uruguay fue el que contó con menos jugadores titulares.

Y es que detrás de todas esos argumentos está lo que faltó en otros tiempos: un proceso largo, que lleva ya cuatro años. En 2010 se llegaba con poco más de 8 meses de mandato de Camardón, y en 2007 un proceso de un año de y Fernando Silva-Nicolás Inciarte. En estos años Lemoine ha construido en equipo, y el mejor ejemplo fue la serie de marzo ante Estados Unidos: ante un equipo muy superior en nombres, Los Teros fueron la mejor muestra cuando el equipo supera las individualidades. Sacaron un empate en el Charrúa y dominaron el partido de vuelta en Atlanta hasta los 60 minutos, cuando el físico de los jugadores amateur dijo basta.

Nada está escrito, y de hecho Los Teros se enfrentan a varios inconvenientes por estos días: el viaje larguísimo –a algunos les tomó 36 horas llegar hasta París- lesiones que hacen que varios jugadores lleguen entre algodones, y el hecho de jugar con 11 horas de diferencia en un entorno desconocido como el de Siberia. Sin embargo, es la mejor oportunidad en mucho tiempo para poder, por fin, volver a la cita máxima del Mundial.

CIFRAS
3-2
La serie, a favor de Rusia. Uruguay ganó en 2008 23-19 y en 2014 13-6. Los rusos ganaron en 26-29 en 2009 , 38-19 en 2010 y 19-13 en 2012
19
El puesto de Uruguay. Rusia está apenas atrás en el ránking IRB: 20.
3
Jugadores en el exterior de Uruguay. Uno en el Top 14, uno en Segunda y otro en Tercera. Rusia tiene dos: uno en Segunda de Francia y otro en la Premiership.


Populares de la sección

Comentarios