Equipo sin renovación

De 12 juveniles utilizados en el primer semestre del año, el equipo bajó a cinco en el segundo

Nacional es el club del fútbol uruguayo que más juveniles transfirió en los últimos años. Se fueron Sebastián Coates, Nicolás Lodeiro, Santiago García, Alexis Rolín, Luis Suárez, entre tantos otros. Potenciar las divisiones formativas es una política de la institución que comenzó en 2000 con la contratación de Daniel Enríquez como coordinador de juveniles. Sin embargo, el último semestre se escabulló sin que aparecieran nuevos nombres de la cantera. En el primer semestre de 2012 se utilizaron 12 juveniles; en el segundo semestre solo cinco.

Renato César y Santiago Romero, que participaron en las últimas fechas, ya habían hecho sus presentaciones en temporadas anteriores. Gonzalo Bueno fue figura en la temporada anterior. Y ni hablar de Facundo Píriz y Maximiliano Calzada, que tienen varios años en Primera. Pablo Álvarez es otro producto de Los Céspedes, pero ya tiene 27 años y un pasaje por Europa.

Para un club que pregona el crecimiento de los juveniles no es positivo que de 22 jugadores utilizados en el Apertura no hubiera nuevos valores. La ilusión de ganar la Copa Sudamericana hizo que el club contratara a futbolistas experimentados, los que ocuparon los lugares de los que tiene condiciones para ascender. Así llegaron para esta temporada Adrián Romero, Alejandro Lembo, Sebastián Taborda, Juan Manuel Díaz, Jonathan Ramírez y Adrián Luna.

Pero Nacional quedó eliminado en la segunda fase de la Sudamericana y el sueño se terminó rápidamente. El equipo encaró entonces la competencia del Apertura con un plantel que tenía superposición en algunos puestos.

En principio los zagueros iban a ser el Hueso Romero y Scotti, pero a último momento llegó Lembo, y uno de los tres jugadores de experiencia siempre tuvo que esperar su turno. El que menos jugó fue Romero, porque cuando lo hizo no rindió satisfactoriamente.

El club hizo gestiones para contratar a Iván Alonso para que ocupara la plaza de centrodelantero. Pero el ex jugador de Toluca sufrió problemas que lo alejaron de las canchas. Entonces el elegido para ocupar ese lugar fue Sebastián Taborda, conocido de Díaz y de buena campaña en River Plate durante la temporada anterior.

Ahí ya estaba Alexander Medina, un histórico en el club. Ni uno ni otro alcanzaron un rendimiento óptimo, al punto que hicieron cinco goles entre ambos en el Apertura: Medina hizo cuatro y Taborda uno.

Juan Manuel Díaz fue contratado para el lateral izquierdo. Nacional había probado con el juvenil Darwin Torres, pero no es su puesto habitual. Pero Díaz llegó lesionado. Una pubalgia que sufrió en su anterior club, River de Argentina, lo tuvo a maltraer.

El asunto fue que mientras se recuperaba el técnico probó con Álvarez (lateral derecho) y rindió, por tanto se quedó con el puesto de marcador zurdo.

El Rayo Ramírez llegó de Vélez Sársfield con el sueño de jugar en el club del que era hincha. Pero una lesión en los primeros partidos lo relegó y con su lugar se quedó Luna, que también llegó para reforzar el ataque y fue, de todas las altas, el que mas rindió. Titular en todos los partidos y autor de tres goles en el Apertura. Los números demuestran que uno de los puntos flacos del último semestre fue el rubro contrataciones. Solo uno, de  siete, tuvo un rendimiento favorable. Porque además de los seis nombrados, también se incorporó a la institución el volante Juan Ramón Curbelo, que no jugó un solo partido. Lo mismo ocurrió en su anterior pasaje por el club.

Los únicos jugadores del club que fueron titulares durante todo el campeonato son Calzada, Píriz y Bueno. Píriz tuvo la desgracia de fracturarse la clavícula en la décima fecha y fue reemplazado por el argentino Damonte.

Pero los tres vienen de antes. Píriz y Calzada debutaron en Primera división en la temporada 2008-2009. Son jugadores que en los últimos períodos de pases siempre estuvieron entre las posibles transferencias.

Bueno debutó en 2011 con Juan Ramón Carrasco, pero se consolidó en la primera parte de este año con la conducción técnica de Marcelo Gallardo. Su nombre sonó fuerte en Europa y a punto estuvo de ser transferido. En estos momentos es el gran precio que tiene Nacional.

En las últimas cuatro fechas del torneo Díaz le dio posibilidades de jugar a otros dos juveniles: Romero y César. Pero ambos ya tuvieron minutos en Primera división en la temporada anterior. Todavía no se consolidaron.

No aparecieron otros. Darwin Torres no jugó nunca y de los que participaron de la pretemporada, algunos fueron cedidos en préstamo (Rafael García, Lucas Cavallini y Santiago Saúl) y otros jugaron en Tercera división (Maxi Moreira, Gonzalo Vega, Nicolás Prieto y Juan Mascia).


Populares de la sección

Comentarios