En Peñarol se buscan goles urgente

Las salidas de Diego Forlán, Diego Ifrán y Miguel Murillo dejaron desnudo a un equipo que necesita delanteros
Cansado de las críticas, las presiones y la desorganización, Diego Forlán aprovechó que cumplió su sueño de ser Campeón Uruguayo con el club de sus amores y pegó un portazo cuando aún le quedaban seis meses más de contrato.

Harto del mal manejo de los dirigentes, Marcelo Zalayeta se cansó y buscó en el retiro del fútbol la tranquilidad necesaria como para volver a sentirse bien.

Luego de llegar como un pase fuerte producto de sus goles en España, el rendimiento de Diego Ifrán se fue diluyendo y su contrato no será renovado.

El arribo fue una apuesta que muchos pusieron en duda, pero Miguel Murillo se ganó el boleto de la transferencia hacia China -está todo acordado para que se sume en los próximos días a Beijing Enterprises Group Football Club- luego de convertirse en el goleador de un equipo que no daba pie con bola.

Por diferentes motivos, Peñarol perdió a cuatro delanteros que fueron campeones y su poderío ofensivo quedó reducido -hoy- a lo que puedan hacer los juveniles Diego Rossi y Cristian Palacios, más el aporte de Mauricio Affonso, quien fue muy resistido por los hinchas, pero se dio el gusto de anotar un gol en la final.

Además, en el plano ofensivo, Peñarol perderá piezas claves como Federico Valverde y Luis Aguiar, tiene en recuperación a Hernán Novick y Maximiliano Rodríguez y también dejó ir a Carlos Luque, un relevo de velocidad.

Las incorporaciones hasta el momento han sido dos, Juan Martín Boselli y Guzmán Pereira, por más que aún no hay contratos firmados y existe un acuerdo de palabra.

Está claro que el campeón deberá barajar y dar de nuevo, porque sufrirá más de 10 bajas y hay que reconstruir el equipo.

Boselli se suma como volante por las bandas y Pereira en lugar de un Marcel Novick que no estará disponible hasta 2017.

De ahí que Jorge Da Silva, Juan Ahuntchain y los dirigentes hayan extendido sus redes de contacto para llenar, cuanto antes, los huecos en el plantel.

Las partidas de Forlán y Murillo repercuten en el poderío ofensivo del equipo. Forlán fue el máximo asistidor de Peñarol en el Campeonato Uruguayo y su máximo goleador, mientras que Murillo fue el máximo artillero del Torneo Clausura para su equipo, con siete goles.

Ifrán por su parte tuvo una participación mucho más protagónica con Pablo Bengoechea que con Jorge Da Silva.

Con Hugo Silveira mucho más cerca de Nacional, Luis Urruti, su compañero de ataque en Cerro, es el principal apuntado para reforzar a los mirasoles.

El equipo de Da Silva deberá sumar un hombre de área tras las salidas de Murillo e Ifrán, dos mediapuntas que deslumbren por su velocidad y otro volante creativo si tienen la intención de hacer un segundo semestre decoroso.

El otro jugador que está en la puerta es Ángel Rodríguez, quien ratificó su deseo de jugar en Peñarol pese a que llegó una oferta de Francia por su pase.

Su representante, Federico Pamparatto, dijo en el programa "A Fondo" que el deseo del futbolista era quedarse en el país para jugar en Peñarol: "Ángel consideró que lo mejor para su carrera es jugar en Peñarol. Lo que pesa acá es la decisión del jugador".


Populares de la sección