En Peñarol no ven la salida a la crisis

Pese a todo, Damiani no moverá a Da Silva incluso si pierden ante Racing; el presidente viajó a Medellín para ver si había problemas de vestuario y vio que no

El vestuario de Peñarol era el común denominador de los últimos cinco partidos aunque agravado por la paliza recibida ante el mejor equipo de América en la actualidad que es Atlético Nacional: caras largas, silencio casi absoluto, muchos dirigentes dando su apoyo y bronca contenida.

Esta vez, el impacto fue mucho más fuerte. Fue un cimbronazo, un misil directo a la esperanza de todo un club.

En un rincón, el presidente Juan Pedro Damiani tuvo un diálogo íntimo con el técnico Jorge Da Silva y algunos dirigentes allegados. Como explicó posteriormente el Polilla, puso su cargo a disposición, lo que no fue aceptado.

El mandamás aurinegro, muchas veces propenso a tomar decisiones en caliente, tenía muy claro cuando bajó al camarín que había que tomar este momento con prudencia.

Según comentó a Referí una fuente allegada a la directiva, Damiani tiene muy claro el panorama y no solamente por este resultado. "Es una muy mala racha en un pésimo momento, pero estoy convencido de que vamos a salir adelante. No es una crisis terminal. Sobró actitud –que no es un tema menor–, pero faltó aptitud", le dijo al Polilla, quien enseguida le respondió lo que también indicó en la conferencia posterior: "Estoy seguro de dar vuelta esta situación. Vamos a ser campeones uruguayos".

Otro de los temas que Damiani tiene muy claro es que la gente ya está harta y quiere que se supere este muy mal momento del equipo no solo en cuanto a resultados.

Una de las causas por las cuales el presidente –que no va casi nunca con el equipo al exterior– viajó a Medellín la semana pasada, era para ver in situ cómo se comportaba el vestuario, si había problemas que no se pueden apreciar desde afuera. "Volvió muy conforme en ese sentido porque vio que no había nada raro", admitió la fuente consultada.

Damiani también está preocupado por la enorme seguidilla de lesiones que tienen los futbolistas del plantel de Peñarol y en ese sentido, no hay dos lecturas.

El cuerpo técnico actual no lo dice oficialmente para no herir susceptibilidades, pero también tienen claro que están "muertos" físicamente. Y no es un tema menor. Un equipo a esta altura de la temporada no puede mostrar el cansancio de los futbolistas de Peñarol. En ese sentido, se lamentan de no haber podido dirigir la pretemporada, aunque apuntan a que la seguidilla de clásicos en el arranque del año está pasando factura ahora.

¿Por qué no le pasa a Nacional entonces? En ese momento, Bengocechea puso todo el equipo porque sabía que tenía la presión de conseguir resultados. Nacional guardó jugadores en el primer clásico, y ordenó mejor los trabajos físicos.

Por otro lado, Damiani ya lo habló con sus allegados más íntimos: si Peñarol pierde ante Racing el sábado, no hay chance de que no continúe Da Silva como técnico. Por más que ponga otra vez su cargo a disposición, seguirá como DT. Es que, con todo lo anterior en cuenta, desde el oficialismo entienden que la crisis es mucho más profunda que un cambio de DT. Es ahí donde la salida, por ahora, no aparece nada clara.


Populares de la sección

Acerca del autor