En Nacional el camino está marcado

Taramasco se fue a Racing pero dejó encauzado un proyecto que busca un modelo de juego
Sebastián Taramasco es ahora el entrenador de Racing, pero durante el último año y medio se desempeñó como director de las divisiones juveniles de Nacional, embarcado en un ambicioso proyecto que encabeza el gerente deportivo Alejandro Lembo y que busca, entre otros objetivos, conseguir que los juveniles tricolores tengan el mismo modelo de juego.

"Todos tenemos claro el estilo de juego que tiene Nacional, el estilo de juego de Danubio o de Defensor, pero el estilo es una parte del modelo de juego" explicó Taramasco a Referí. Y puso un ejemplo: "Si Nacional va a buscar un lateral derecho, tiene que ser uno que respete ese modelo".

Agregó que se busca "cómo queremos que ataquen, cómo queremos que defiendan, cómo queremos que se comporten en las transiciones y en las pelotas quietas; bajarlo a la teoría no es sencillo".

Durante el tiempo que él estuvo al frente, "se hicieron talleres con profesionales buscando las metodologías para realizarlo".

Consultado por Referí, Taramasco hizo un resumen del trabajo realizado en los tricolores: "Institucionalizamos los cuerpos técnicos, el modelo de juego, la metodología para llevarlo adelante; aumentamos la carga de entrenamientos e implementamos doble horario en cuarta y quinta".

Además, "trajimos profesionales con muchísimos resultados, como el entrenador de goleros Andrés Larrosa y un captador de primer nivel, Marcos Posadas, que se sumó al equipo". En esta área se instrumentó la captación pos Séptima división, porque en Nacional se hacía solo en baby fútbol. Se formó un equipo con Alberto Bica y Nicolás Salaberry.

Señaló que "los primeros resultados se vieron en Quinta y en sub 16". También "fomentamos la mejora de los lugares de entrenamientos e hicimos un convenio de largo plazo con Central Español para que nuestra escuela de fútbol de Preséptima entrene en el Palermo".

Los futbolistas más chicos del club compitieron en Chile, Argentina, Brasil, Austria, Eslovaquia y tienen invitaciones para ir a España y volver a Chile y a Brasil.

Taramasco señaló que de su parte trató de "inyectar energía nueva" acompañando al grupo de trabajo compuesto por la gerencia deportiva, los entrenadores, los psicólogos, los médicos y otros funcionarios.

Lembo fue el encargado de contratar en su momento a Taramasco y ya se está reuniendo con profesionales para elegir el reemplazante que continúe con el trabajo.

"Mi contrato vencía el 31 de diciembre y tenía el ofrecimiento de Nacional para seguir. Pero me surgió la posibilidad de Racing y Nacional me dio permiso para reunirme" contó Taramasco. Agregó que "en Nacional me sentí muy a gusto, respetado, con gente muy capacitada y un gran ambiente", pero, "me tiró más la vocación, el fuego sagrado de dirigir".

La diferencia entre coordinar y dirigir es que "la función anterior se basa más en la gestión".

El antecedente de Taramasco en Primera división fue en 2008, cuando reemplazó a Raúl Moller en Juventud, pero trabajó solo dos meses.

Después integró cuerpos de trabajo con Julio Ribas, con Juan Verzeri y es profesor del curso de entrenadores en la ACJ.

Sarratia, ayudante de Munúa

El técnico francés Pierre Sarratia que comenzó a trabajar en las divisiones formativas de Nacional junto a Sebastián Taramasco, terminó el año como ayudante técnico de Gustavo Munúa en el plantel principal. Se sumó en setiembre al trabajo del entrenador y su primer asistente Cristian Berman. Taramasco señaló que Sarratia "fue un factótum clave en todo el trabajo que hicimos en el club". El profesional europeo trabajó durante 30 años en la Federación Francesa de Fútbol, hasta que se casó con una uruguaya y se instaló en el país.


Populares de la sección

Acerca del autor