En La Serena, donde jugará Uruguay, informan qué hacer en caso de tsunami

Las calles de la ciudad costera están marcadas con flechas que indican hacia donde ir para evacuar las zonas inundables

Los movimientos sísmicos son moneda corriente en Chile y en las ciudades costeras advierten a los turistas cómo actuar en caso de tsunamis tras los terremotos. Así ocurre en La Serena, donde Uruguay jugará los dos últimos partidos de la fase de grupos, ante Argentina y Paraguay.

Entre las informaciones útiles para quienes visitan la ciudad se destaca "qué hacer en caso de tsunami y en caso de sismo", con precisiones sobre las zonas inundables que deben ser evacuadas de inmediato si el terremoto supera los 7 puntos en la escala de Ritcher, informó la agencia AFP.

Como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta nota, las calles están marcadas para evacuar las zonas de riesgos en caso de tsunami.

Medidas de seguridad

La Serena, uno de los destinos turísticos predilectos de los chilenos en verano, se prepara para recibir hasta 30.000 argentinos por la Copa América, con un fuerte operativo de seguridad para frenar el desembarco de sus temidos barras bravas.

"Creemos que para el fin de semana llegará el grueso de turistas por la Copa América. Esperamos entre 25.000 y 30.000 personas", en su mayoría argentinos, dijo el jueves a la AFP Cristian Carvajal, responsable de prensa del departamento de turismo de la ciudad del norte de Chile.

Varios cientos de simpatizantes argentinos ya están en La Serena, adonde el equipo del astro Lionel Messi debutará el sábado en el estadio La Portada frente a Paraguay por el grupo B, y volverá a presentarse el martes 16 ante Uruguay.

En verano, La Serena recibe hasta unas 600.000 personas en el verano austral, entre diciembre y febrero, por lo que el número de visitantes por la Copa América no debería ser un problema, aunque se trate de un turismo de perfil diferente, según Carvajal.

"Nos dimos cuenta que los hoteles están copados hasta un 90%", agregó, citando un sondeo ordenado a principios de semana por la jefa del departamento de turismo municipal, Ana Bahamondes.

Sin embargo, por el momento hay poco ambiente "copero" en las calles del casco histórico y en la Avenida del Mar, que bordea la costa, constató la AFP.

La presencia del seleccionado de Argentina, además de la inyección de ingresos en la economía local, tiene también un motivo de inquietud: la seguridad y los temidos barras bravas albicelestes, contra los cuales se ha preparado un plan.

En primer lugar, se amplió el número de carabineros (policía) que estarán trabajando en la región de La Serena y Coquimbo únicamente para el "servicio Copa América".

A los 279 miembros del personal territorial asignados a esa función se sumaron 507 efectivos extras que llegaron la semana pasada, para un total de 786 carabineros que se ocupan del "servicio estadio, escolta de comitivas, lugares de entrenamiento y control del orden público", según un diagrama del operativo policial al que tuvo acceso la AFP.

Además, de los 1.640 efectivos que componen la dotación de la IV Zona de carabineros de Coquimbo, el 80% se dedica al denominado "Plan Cuadrante" de seguridad ciudadana (fiscalización, procedimientos, controles preventivos, servicios extraordinarios y órdenes judiciales).

Los carabineros ya han instalado controles ruteros en los acceso a la Serena desde el sur, según observó la AFP.

Inteligencia coordinada

El jefe de Inteligencia de la Policía de Carabineros de Chile, general Ricardo Blu González, indicó días atrás que, gracias a un trabajo conjunto con los países que participan en la Copa América, se tiene identificados a los integrantes de las barras bravas.

"Tenemos identificadas personas procedentes de Colombia, Argentina y Brasil, las cuales no van a ingresar a los estadios por haber protagonizado en sus países actos vandálicos durante los partidos de fútbol", aseguró este responsable a la prensa local.

Personal de la Policía Federal y el ministerio de Seguridad argentinos se encuentran en Chile en el marco de ese trabajo conjunto, según pudo saber la AFP.

De su lado, el embajador argentino en Chile, Ginés González García, señaló recientemente en una entrevista radial que esperaba que las autoridades aplicasen el derecho de ingreso al país y a estadios.

"El país tiene derecho de aceptar o no. Después está el derecho de admisión a la cancha. Seguramente habrá algún ejercicio en frontera y en las canchas", afirmó el diplomático en entrevista a ESPNFC Radio.

Durante el Mundial de Brasil-2014, las autoridades argentinas y brasileñas trabajaron de manera conjunta en la cuestión de los barras bravas, compartiendo un listado de "indeseables", lo que no evitó que algunos de ellos lograsen viajar e ingresar a estadios donde jugó la albiceleste.

Como parte de la preparación para recibir la Copa América, la comuna organizó un "programa de capacitación para hoteleros", desarrolló "folletería, página web y nueva señalética", e instaló tres puntos de información turística en la ciudad.


Fuente: En base a AFP