En la puerta de la historia más grande

Serena Williams está solo a una victoria de ingresar al selecto grupo de las tenistas que consiguieron 50 títulos en su carrera

Con tan solo 14 años en setiembre de 1995, Serena Williams se convirtió en tenista profesional, llevada al circuito primero por su hermana mayor Venus y por sus padres, Richard –quien hasta hace poco aún era su entrenador– y Oracene.

De a poco fue creando su propia carrera que hoy a sus casi 32 años la ha llevado a ser una de las mejores tenistas de todos los tiempos.

Tanto es así que lleva más de 70 semanas como número 1 del ranking WTA.

La estadounidense Serena Williams conquistó el pasado fin de semana su título número 49 dentro del circuito WTA al superar a la serbia Jelena Jankovic en la final del Torneo de Charleston, y se sitúa a un paso de convertirse en la décima tenista en la historia en alcanzar los 50 títulos WTA.

Sin desmerecerla ni mucho menos, lo que significa Serena para el tenis demuestra las diferencias enormes que se siguen acrecentando con el circuito masculino.

Simplemente vale señalar que la primera vez que llegó a ser número 1 fue en julio de 2002 y que no hace tanto regresó, poco más de 10 temporadas después, a ese sitial. Es así y en el tenis femenino no hay recambio.

Le ha alcanzado prácticamente con jugar los cuatro Grand Slams del año, prepararse bien y ganarlos.

Historia dentro de la historia
La menor de las Williams está a un torneo de entrar en el selecto club de las tenistas que han superado o alcanzado la barrera de los 50 títulos individuales WTA, a lo que habría que sumar los 22 torneos de dobles y las medallas de oro conseguidas tanto en individual como por parejas, formando dupla con su hermana Venus Williams, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aunque también se llevó el oro en dobles en Sídney 2000 y Beijing 2008.

Serena completaría así el top 10 de tenistas que logran esta hazaña y se uniría a leyendas como Martina Navratilova (167), Chris Evert (154), Steffi Graf (107), Margaret Court (92), Evonne Goolagong-Cawley (68), Billie Jean King (67), Lindsay Davenport (55), Virginia Wade (55) y Monica Seles (53).

Lejos aún de estos números se encuentran las máximas perseguidoras de la estadounidense en el circuito WTA.

La rusa Maria Sharapova, número 2 del mundo, con 28 torneos a sus espaldas y la bielorrusa Victoria Azarenka, número 3, con 16 títulos, siquiera le hacen sombra en la actualidad en lo que atañe a la cantidad de torneos conseguidos en su carrera.

Les siguen la polaca Agnieszka Radwanska, en cuarta posición, la china Na Li, quinta, y la alemana Angelique Kerber, asentada en la sexta plaza, en un top ten sin cambios con respecto a la semana anterior.

Serena es además, la segunda  tenista en la historia en haber alcanzado el Golden Slam. Se trata de los profesionales que además de ganar los cuatro torneos de Grand Slam, consiguen también la medalla de oro de los Juegos Olímpicos. La otra mujer en este deporte que lo ha conseguido –incluso en un solo año– fue la fantástica alemana Steffi Graf –casada hoy con el extenista Andre Agassi– en 1988. Casualmente, Agassi es junto a Rafa Nadal uno de los dos que ganó este mismo premio en singles.

Por trazar un parangón con su hermana mayor Venus, esta obtuvo 44 títulos. Serena sigue su carrera y quiere entrar por la puerta grande de la historia.


Populares de la sección

Comentarios