"En la campaña solo veo que se tiran misiles"

El Loco, que está ilusionado con seguir en el club, criticó la postura de las tres listas en las elecciones de Nacional
Sebastián Abreu habló de las elecciones en Nacional del próximo 12 de diciembre y criticó a los integrantes de las tres listas porque entiende que no proponen nada como para que el club vuelva a tener una participación destacada a nivel internacional. "Quería escuchar propuestas de las tres directivas, que me den cosas cómo progresar, cómo volver a ser un club importante en el continente, pero lo único que veo es que se tiran misiles, chicanas, sacan trapitos al sol", dijo el delantero en Sport 890. Dijo que no sabe si esa "es la forma que necesita Nacional para una reconstrucción".

El contrato que Abreu firmó en 2013 ha sido uno de los puntos de discusión en la campaña y el futbolista brindó su punto de vista: "Me duele porque me gustaría que se haga un análisis general, porque el Abreu de 2001, 2003 y 2004 no era mi hermano. Solo se centran en estos tres años y lo único que hice fue rescindir el contrato espectacular que tenía en Botafogo y adaptarme a lo que me ofreció a Nacional y me tocó quedar en el medio. Y algunos hinchas se la terminan agarrando conmigo, por el simple hecho de decir que sí tengo que estar pasando por esto. Si fuera manya me rio y digo 'que paguen estos', pero me toca vivirlo como socio vitalicio y jugador".

Abreu dijo que el desembolso económico que hizo el club fue solo de un año, los primeros seis meses de 2013 y el actual semestre: "Me gustaría que hablaran con la realidad ya que me meten. Hablan como que fue un desembolso millonario, pero estuve dos años afuera y Nacional solo puso el 30% del contrato, me gustaría que cuenten la realidad. Por una decisión personal, para descongestionar y tener salud mental, me fui a jugar afuera; un año y medio en Rosario Central y seis meses en Aucas".

El Loco admitió que la propuesta que tuvo de Kasajistán "se cayó" y dijo que le gustaría "decirle adiós a Nacional siendo campeón". Por lo tanto no descarta continuar seis meses mas: "Se termina mi contrato, pero voy a seguir jugando. Estoy con la tranquilidad de la decisión que se tome (por parte del club) se va a aceptar. Quedan dos partidos y pueden ser muy importantes en lo personal y para otros integrantes del plantel".

Agregó que su continuidad depende de la evaluación que haga Munúa al final del Apertura. "Gustavo trasladará sus necesidades al gerente deportivo y a la directiva, y tomarán un decisión".


Populares de la sección