En la cabeza de los DT: ¿De qué deben cuidarse Bengoechea y Gutiérrez?

La pizarra táctica de los entrenadores de cara al clásico del domingo entre Peñarol y Nacional

Como salir a jugar el clásico? La pregunta está rondando desde hace 10 días en los hinchas y los periodistas. Las cartas más obvias empiezan a aparecer: Peñarol sabe sus titulares desde la semana pasada, mientras que Álvaro Gutiérrez ya decidió que no sustituirá hombre por hombre a Pereiro, sino que cambiará la figura por un 4-3-3 que puede cambiar a 4-4-2. Le quedan un para de dudas importantes: si Arismendi y Munúa van desde el vamos o si los sustituyen Fucile y Bava, de acuerdo a la evolución de sus lesiones.

Lo que queda, que se empezó a trabajar el martes y se terminara de afinar entre hoy y mañana a puertas cerradas, serán los hilos casi invisibles. La táctica, la forma que se organizarán para sacarle el mayor jugo posible a sus virtudes y disminuir al máximo las del rival.

A esta altura, Bengoechea y Gutiérrez tienen una infinidad de dibujos en su cabeza, de coberturas, códigos, pelos y señales. Se han imaginado el partido dos millones de veces, pero claro, seguramente, al final un gol surgido de una situación imprevista puede torcer toda la historia.

De todos modos, el ejercicio bien vale la pena: meterse en la cabeza de los DT, e imaginar las diferentes formas para detener las virtudes del rival.

De qué se debe cuidar Peñarol
Cuidar los laterales
Por derecha Sandoval empieza a afirmarse luego que Bengoechea probara con Albin y Rodales. Ambos tuvieron problemas en los duelo uno a uno y en su posicionamiento táctico, dejando huecos que aprovecharon los rivales (el gol de Atenas en el empate 1-1 es un ejemplo). Sandoval hace ha mostrado mejor en ambos frentes, pero aún no muesta gran solvencia. Por izquierda Diogo es una buena herramienta ofensiva, pero le ha costado volver en varias oportunidades. Ponerle por el mismo lado a Japo Rodriguez (un jugador de ataque pero con mas balance que Urretavsicaya), puede ser una solución.

Las subidas de de pena y Barcia
Para colmo, las bandas son una de las principales armas del ataque tricolor. De Pena ha sido clave desbordando: recibe juego con pelotazos de Polenta, con pases al vacío de Porras o con Alonso asistiéndolo como pivot. En este punto Bengoechea ha trabajado en estos días: en tratar de cortar los desbordes, y cuando ocurran, que la zaga tenga mucha atención para evitar los cabezazos de los delanteros. Y también de las segundas pelotas, como uno de los goles ante Rampla (foto): centro de De Pena, cabezazo al primer palo de Alonso y definición al segundo de Barcia.

Presionar arriba
Con el pelotazo largo como una de las armas preferidas de Nacional (en la foto se ve el pelotazo de Polenta con el que arranca la jugada del 1-0 a Racing), un arma puede ser largar esa presión de los hombres de arriba para que esos pases largos no tengan tanta precisión y el tricolor termine dividiendo la pelota. Para eso hay una dificultad: Pacheco y Zalayeta, los encargados de la primera presión, son los más veteranos del plantel, y los menos tendientes a hacer un esfuerzo físico fuerte.
Con eso en cuenta, la marca individual sobre quienes reciben esos pelotazos también puede ser una alternativa válida.

La marca sobre Porras
El volante tricolor es otra de las fuentes de generación de peligro. Cuando tuvo espacios (Rampla y Rentistas, por ejemplo) fue fundamental para distribuir y poner pelotas a espalda de los defensas, aprovechando la velocidad de sus delanteros.

¿Quien marca a Alonso?
Ya sea con marca personal o zonal, el hecho que el delantero no gane por arriba (de espaldas o frente al arco) y que no tenga espacios para recibir es algo a cumplir por Peñarol. Un escalonamiento entre Píriz y Valdez, dependiendo del lugar de la cancha puede ser una opción.

De qué se debe cuidar Nacional
¿Arismendi o Fucile?
Arismendi está en duda por una lesión en el pie. De acuerdo a lo que se vio en la semana, si juega se tiraría por derecha, con Porras como volante central y Romero por derecha. Si lo hace Fucile iría a la izquierda, con Romero por el centro y Porras por derecha.
Arismendi fue una de las figuras del clásico pasado y cumplió un rol táctico clave para detener la creación de juego de juego de Peñarol. Ahora, con el nuevo esquema de 4-3-3 y según lo que se vio en las prácticas, se tiraría más a la derecha, lo que puede sacarle área de influencia pero ser más efectivo en la marca de esa zona. Fucile, mientras tanto, entrenó por derecha, lo que da a Gutiérrez una opción de más ida y vuelta en una banda en la que el lateral Gorga sube poco.
Las pelotas quietas
Es una de las vías de gol más comunes de Peñarol en el Clausura. Y a su vez, es uno de los puntos más sensibles de la defensa tricolor. La marca sobre Píriz y Zalayeta, los dos mejores cabeceadores, será vital. ¿Marca zonal o al hombre?

Controlar el circuito de Peñarol
Para ambos es importante, pero para Nacional es clave que Peñarol no encienda sus circuitos de juego allí, porque es con pelota dominada y bien posicionado que sus volantes empiezan a crear.
Además, a Nacional lo han complicado los equipos que arman circuitos en tres cuartos de cancha, y el mejor ejemplo fue Racing. Con Japo Rodríguez, Urretaviscaya, Aguiar, Pacheco y Zalayeta, Peñarol tiene herramientas para tocar en corto y generar espacios. Si Nacional no logra cortarlos en la mitad de la cancha tendrá que redoblar esfuerzos en la marca para que el aurinegro no llegue al área con pelota dominada.


¿Marca personal a Urretaviscaya?
Los piques del volante son fundamentales para que Peñarol abra espacios. Llega por afuera o en diagonal para juntarse con los volantes o con Pacheco y Zalayeta. Juega sobre todo por derecha, aunque dependiendo del rival y del momento del partido también se tira a la izquierda. Teniendo en cuenta que Espino es más rápido que Gorga, que además no es lateral natural, la marca de Urreta puede llegar a tener diferentes referencias, dependiendo de por qué punta se vuelque: si se tira por la derecha de Nacional se pueden escalonar el volante que juegue por afuera (Arismendi o Porras) y Gorga; si va por izquierda, puede ser tarea para Espino, con ayuda de los volantes (puede ser Fucile si es titular).

¿Quién marca a Pacheco o Zalayeta?
El juego de Peñarol arranca con uno de los dos delanteros bajando hasta la línea media (Zalayeta aparece en la foto en un gol ante Defensor). Una tarea será que uno de los volantes centrales (¿Romero o Porras?) controle eso, mientras que el otro se concentre más en Aguiar, el otro lanzador del equipo. Podría hacerlo un zaguero, pero eso implicaría que el equipo de Gutiérrez se adelante en bloque, algo que no entra en el planteo más común del tricolor. Zalayeta da otra posibilidad: hacer de “Alonso” y bajar a pivotear para bajar pelotazos desde la defensa, para jugar la pelota a los costados y generar espacios.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios