En esta cancha llena de barro entrenará Uruguay

Los inconvenientes locativos y de organización persiguen a la Celeste. En Salvador de Bahía el lugar de entrenamiento no está en condiciones debido a la lluvia

El Estadio Manoel Barradas, más conocido como Barradão, será la sede de entrenamiento para la selección uruguaya en Salvador de Bahía. Allí practicará el equipo este martes y miércoles, antes del partido contra Nigeria por la segunda fecha del grupo B, que se jugará en el Estadio Fonte Nova.

Esta vez, los celestes tienen un problema debido a las lluvias intensas que cayeron sobre Salvador. Según un informe del portal brasileño Lance!, el estado del césped donde entrenará la selección es "terrible". En una visita a las 12.30 de hoy, un funcionario de la cancha dijo no se permitía el ingreso de periodistas. Y agregó que el terreno "se encuentra en excelentes condiciones, sin ningún problema", informa Lance!. Esa afirmación queda sin fundamento al mirar la fotografía (arriba).

Los problemas en Recife

Durante su estadía en Recife, previo al partido con España, Uruguay ha tenido varios problemas locativos y de organización. El Estadio Arruda estaba en malas condiciones para entrenar  debido a las fuertes lluvias, por eso el jueves la selección hizo físico en un gimnasio privado.

El sábado los jugadores no realizaron el reconocimiento del estadio Arena Pernambuco porque los horarios no coincidían con lo propuesto por el entrenador celeste, Óscar Washington Tabárez. “De haber venido al estadio el entrenamiento habría terminado casi a la medianoche del día previo al partido. Propusimos alguna variante pero no hubo solución”, se quejó el DT en conferencia de prensa.

“No se trata de una medida de rebeldía o de crítica, solo la constatación de que lo propuesto era incompatible con nuestros intereses”, agregó el técnico uruguayo que sí concurrió al estadio para dar la conferencia de prensa que dispone la FIFA previo al debut.

El Arena Pernambuco está a unos 30 kilómetros de Recife, pero los traslados se hacen muy complicados y lentos debido al tráfico de la ciudad que “es un problema grave”, estimó.

“De venir a hacer el reconocimiento hubiéramos perdido solo tres horas en ida y vuelta, es mucho tiempo”, dijo el entrenador.


Populares de la sección

Comentarios