En Emiratos Árabes frotan la lámpara

Juan Ramón Carrasco será el entrenador de Baniyas SC

Es él. Juan Ramón Carrasco. Sin discursos preparados. Sincero, fiel a su estilo. Ahora un nuevo desafío le espera en su carrera como entrenador: los Emiratos Árabes Unidos, para dirigir el Baniyas. Y hacia allá marcha Juan Ramón Carrasco.

En diálogo con El Observador, Juan Ramón Carrasco narró con que expectación vive su futuro en el Golfo Pérsico: “Las ofertas han surgido, durante todo este tiempo, de Chile, Colombia y Argentina (River Plate lo tuvo entre sus dos candidatos para suplir a Ramón Díaz y finalmente el cargo fue para Marcelo Gallardo), y surgió esta posibilidad de dirigir en Emiratos Árabes; es como un sueño que se hace realidad, ojo más allá de lo económico, la idea es llevar mi propuesta, allá les gusta llevar técnicos consagrados".

En su momento el mercado de los países del Golfo fue proclive a llevar técnicos brasileños sobre lo que Carrasco expresó: “Tengo un matiz, el brasilero juega por su campeonatos y de hecho en Europa no hay técnicos brasileros. Tuve la oportunidad de dirigir en Brasil (Atlético Paranaense), y ellos juegan asi y también por eso no hay técnicos extranjeros en Brasil. La impronta del profesional, de la individualidad hecho por tierra el trabajo del equipo, y prueba de ellos es que en la actual Copa Libertadores no hay equipos brasileros. Ellos definen por individuales pero no tienen  funcionamiento de equipo, claro por ahí te ganan por un gol, por una genialidad. El entrenador se descansa mucho en la riqueza técnica del jugador".

Carrasco extraña dirigir: “Me informo, estoy actualizado y veo mucho fútbol, soy exigente conmigo mismo, de ahí que me estoy capacitando para ir de la mejor forma a Emiratos Árabes”. Claro que el duraznense no disimula su satisfacción en el hecho que ha dedicado más tiempo a su familia: “Me levanto todos los días a las 7 de la mañana para llevar a  mis hijas mellizas, que tienen 9 años, al colegio e ir a buscarlas a las 4 de la tarde, estoy disfrutando la familia”.

Nacional, siempre Nacional
Carrasco fue campeón uruguayo como entrenador de Nacional en la temporada 2010/11, en la que logró la mayor efectividad de puntos ganados por un técnico tricolor en lo que va del siglo XXI (72,22%). Cada vez que hay un cambio de entrenador en Nacional es habitual que su nombre esté entre los candidatos a dirigir el club del cual es hincha. Tras el cese de Gerardo Pelusso muchos hinchas y asociados clamaron su regreso al club del Parque Central: “Me baje cuando estaban todos esos nombres que se manejaban, ya pagué derecho de piso y rendí el examen que tenia que rendir. Soy hincha de Nacional, pero no hincha de los hombres que están al frente, ojo que no estoy dolido y nunca guardo rencor, por más que no me invitaron en su momento al festejo de los 100 años, soy hincha de Nacional, no de los hombres. Ese idilio con el hincha, por mas que lo quisieron romper, siempre esta.”

En cuanto a lo que fue su ciclo al frente del primer equipo de Nacional, en la temporada 2010/11, de la que fue campeón del Clausura y del Uruguayo, Juan Ramón Carrasco manifestó: “En Nacional, no hay mucha magia porque hay otra responsabilidad, hay que ir a lo práctico y no ir a los lujos. Por ahí querían que fuera hasta el arco y que volvieran para atrás. Siempre jugamos a ganar. Por ahí te quieren encasillar que no se jugó bien en Nacional, y se fue práctico en el objetivo de ser campeón”.

Por otra parte el ex entrenador tricolor dejó su legado en el club, más alla de que un campeonato Uruguayo: “Cuando arreglé en Nacional habían 28000 socios, y eso me preocupé en saberlo porque en determinado momento algún dirigente, para no llevarme a Nacional, usaba el argumento de que se borrarían os socios. Cuando salimos campeones y, de común acuerdo decidimos romper el vínculo, había 52000 socios”.

Carrasco dejó también proyección de jugadores, tal como ocurrió en su momento en Fénix y River Plate: “Un técnico tiene que tener convocatoria, que seduzca, que tenga carisma. También debe tener una  espalda ancha: un buen curriculum, mucha capacidad y personalidad. Y en el caso de mi etapa en Nacional se cumplió: se fue campeón, fue el equipo que más entradas vendió, casi se duplicó el número de socios. Y, por otra parte, te nombro a Coates, Rolín y el Morro García, que fueron US$ 30 millones, y no te incluyo a Facundo Píriz, Mauricio Pereyra o Nicolás López".

Los equipos de JR siempre fueron equipos muy por encima de los jugadores: “Esa es nuestra forma de trabajar. No ponemos el nombre, ponemos el funcionamiento y tenemos que hacer que el jugador ponga en práctica todas esas variantes que trabajamos durante el entrenamiento”.

Tomar decisiones
Para Carrasco la edad nunca fue un impedimento para jugar, tal como él dice: “con la cédula no jugás”, no en vano él mismísimo Juan Ramón alternó su labor de entrenador y futbolista en el Rocha FC, durante la temporada 2000. Y el mismo JR que un día de 2012, hizo debutar en Danubio a un zaguero de 17 años que jugaba en la cuarta división: José María Giménez, ese que con menos de 20 partidos en primera división marchó a España fichado por Atlético Madrid y que integra la selección de 23 jugadores de Uruguay en la vendiera Copa del Mundo de Brasil 2014.

Y es esa la impronta de Carrasco: “Soy de tomar decisiones, como en su momento puse a José María Giménez en la primera de Danubio, o en Nacional saqué a Lembo para poner a Jadson Viera o incluso cuando alterné en el arco con Rodrigo Muñoz y Burián”.

Decisiones esas que muchas veces no gustaron a hinchas, directivas y hasta los propios futbolistas: “Cuando cambias a um jugador no es que rompés códigos, o que sacas a un jugador para poner a um amigo. Lo cambias porque se juega un partido antes, otro durante y uno después.  No se hace una variante pensando en que el jugador que sale va a quedar mal, sino por el bien del equipo”. Para el entrenador no corre la frase de “equipo que gana no se toca”.

Para Carrasco la figura del entrenador en Uruguay aún no tiene el peso que tiene en otras partes del mundo por ejemplo: “En Europa se respeta más al entrenador, como dicen en España, el entrenador es un Mister”.

El nuevo JR
Fútbol por doquier. Esos son los equipos de Carrasco. Ese es su lema. Al que no renuncia. Los equipos dirigidos por el duraznense tienen la impronta de la versatilidad de sus jugadores, los que se vuelven polivalentes con una rápida transición defensa – ataque: “Nunca jugué con doble cinco”, manifiesta Carrasco quien agrega: “lo que incorporo a mi equipo es que la tenencia del balón en la zona de transición, no sea tan lenta”.

El gusto por los jugadores de buen trato de pelota se mantiene: “Cuando un equipo tiene que levantar un resultado adverso, ya sea porque están dos o tres goles detrás o porque pardió de visitante, ahí siempre se colocan a los jugadores de buen pie, entonces yo pregunto, ¿por qué no ponen siempre a esos jugadores de buen pie?"

Ejemplo para colegas
Recientemente en nota con El Observador, el entrenador de Wanderers, campeón del torneo Clausura, Alfredo Arias, manifestó que durante buen tiempo estuvo presente en los entrenamientos de River Plate cuando lo dirigía Juan Ramón Carrasco: ”es un orgullo de alguna manera ellos me ponen como ejemplo, como iniciadores, de perder el miedo de jugarles de igual a igual a los grandes y golearlos, lo mismo que también con un técnico muy ganador en México como Gustavo Matosas tambien lo haya hecho. Y en el caso de Arias, es también un elogio para los dirigentes que confiaron y se llega a este tipo de cosas. Por ahí en su momento nosotros fuimos abanderados en ganar una liguilla con Fénix, y luego con River Plate (semifinalista en Copa Sudamericana 2009). No solo es jugar lindo y vistoso, sino que jugás bien y logras objetivos".

También los equipos por los que pasó Carrasco obtuvieron réditos con transferencias al exterior de muchos de sus jugadores: “Esos jugadores lo que han hecho es interpretar la filosofía de uno y ponerla en practica, por ahí, esos jugadores van con otro sistema y otro entrenador y no brillan tanto. Nuestro sistema seduce y es apetecible en el mundo”, concluyó Juan Ramón Carrasco.

Con el advenimiento de una nueva temporada, por las lejanas tierras de los Emiratos Árabes Unidos, ya frotan la lámpara mágica, de la que surgirá el fútbol total de JR.



Fuente: Gustavo Martín @martingustav

Populares de la sección

Comentarios