En el país de las maravillas

Para el DT de Palestino, enfrentar a Nacional es como ir a Disney, “es un sueño”

Palestino tuvo un arranque irregular en 2015, con dos derrotas y un empate en el fútbol trasandino. Y ese es el rival al que deberá enfrentar Nacional este jueves en el partido de ida de la primera fase de la Copa Libertadores.

Sin embargo, en los últimos tres partidos Palestino se recuperó y los ganó: 3-0 de visita a Ñublense con tres goles del uruguayo y ex Nacional Diego Chaves; 5-1 a Antofagasta para clasificar a la final de la Copa Chile; y 2-1 a Audax Italiano el pasado fin de semana, tras quedar con 10 jugadores a los 40 minutos y estar abajo en el marcador hasta el cierre del partido.

“Les dije ‘muchachos, como nos quedamos con 10 hay que correr un 10% más cada uno, así suplimos la falta del jugador expulsado’. Esa reacción la vi y me llena de orgullo, con 10 había que seguir buscando el partido”, expresó Guede tras el encuentro a Agencia Uno.

Con 10 jugadores, el DT de Palestino cambió el sistema y lo dieron vuelta con dos goles de Marcos Riquelme. “Me fui bastante desilusionado con la primera parte que hicimos, pero les dije que jugaran un 4-3-2 y que demostraran el gran equipo que somos. Me di media vuelta y me fui. Lo demostraron... Y me cerraron la boca”, dijo el DT argentino.

Ahora, se prepara para recibir a los tricolores. “El partido del jueves nadie se lo quiere perder. Jugar ante Nacional es como ser Alicia en el país de las maravillas o ir a Disney, es un sueño. Pero hay que divertirse y tratar de ser competitivo, no olvidar que esto es un juego. Esto hay que disfrutarlo, no sufrirlo”, dijo el DT, a la espera de los primeros 90 minutos de la llave frente a los albos.

El partido se jugará en el estadio Santa Laura de Santiago a la hora 20.45 de Uruguay. La revancha será el jueves 12 en el Parque Central, a puertas cerradas.

A poblar el medio
Para Álvaro Gutiérrez, el entrenador de Nacional, la apuesta pasará por el mediocampo. El DT modificará su habitual 4-2-3-1 para reforzar la línea media al colocar un 4-3-3, con tres volantes en la contención: Diego Arismendi, Gonzalo Porras y la inclusión de Nicolás Prieto.

“Será un Nacional sólido, pero no sé si con la misma fluidez en el ataque como en los últimos partidos del Apertura”, dijo Gutiérrez la semana pasada en conferencia de prensa al hablar de su planteo para el próximo jueves.

La actitud ofensiva de Palestino llevará al técnico tricolor a cambiar el esquema de juego. “Es un equipo con mucha gente adelante y poca atrás”, expresó el DT en una de sus primeras impresiones sobre el conjunto chileno.

Los trasandinos juegan con un 3-4-3 y sus volantes exteriores se suman al ataque constantemente, tal como le pide su entrenador Pablo Guede, el argentino discípulo de Pep Guardiola, quien en las últimas horas suena para ser el conductor de la sub 20 chilena tras el mal Sudamericano en Uruguay.

Para controlar las transiciones y la fuerte presión ofensiva de Palestino, Gutiérrez colocará a Prieto para ensanchar la línea media. Él y Arismendi son jugadores de marca al igual que Porras, quien también pasa y maneja muy bien la pelota.

Además, Sebastián Fernández y Carlos De Pena, quienes, por las puntas acompañarán en el ataque a Iván Alonso, se acoplarán a los volantes para formar por momentos un mediocampo de cinco hombres, que esté al acecho para contragolpear por las bandas.

Gutiérrez probó el viernes estos cambios en Maldonado ante Belgrano de Córdoba. El equipo no rindió bien y empató 0-0.

Antes, en la octava fecha del Apertura, ya había trastocado su sistema madre ante Rampla Juniors al colocar a Santiago Romero, Arismendi y Porras en el medio, con doble enganche: Álvaro Recoba y Gastón Pereiro, más Alonso en el centro del ataque. Los tricolores lograron un trabajoso 2-0, pero no jugaron bien.

Estos dos antecedentes ambientan un margen de duda. ¿Cambiar o no cambiar cuando hay tanto en juego? Gutiérrez tiene la palabra.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios