En el Franzini se pondrán a prueba las medidas de seguridad para el futuro

El fútbol uruguayo tendrá el domingo en el estadio Franzini una prueba de fuego para conocer si será capaz, en el futuro, de aplicar medidas de seguridad eficaces

El fútbol uruguayo tendrá el domingo en el estadio Franzini una prueba de fuego para conocer si será capaz, en el futuro, de aplicar las medidas de seguridad que pretenden cambiar el entorno que rodea a los encuentros del torneo local. Peñarol visitará a Defensor Sporting en la cancha del Parque Rodó a partir de la hora 19.30, por la décima fecha del Clausura, en un acontecimiento inédito en el último lustro, y que no está exento de la incertidumbre que plantea el acontecimiento. Porque se juega de noche y porque es un partido de riesgo.

Para que todo transcurra con normalidad, los representantes del Ministerio del Interior y de los clubes se reunieron el miércoles de noche en la Asociación Uruguaya de Fútbol y ayer en el Franzini para instrumentar el minucioso plan para que todo transcurra en paz.

Una de las medidas que más impacto generó es que los hinchas no podrán acceder con banderas que midan más de dos metros por un metro, además no se podrán colgar las mismas en el tejido perimetral de la cancha. Esta iniciativa es una de las que el Ministerio del Interior y la AUF promueven para la próxima temporada, como para comenzar a cambiar la cultura en las tribunas.

Esta situación generará un mayor control en las puertas de ingreso, para evitar que los trapos ingresen al Franzini.

La medida de que no pueden ingresar banderas mayores a la dimensión señalada, ya se empezó a aplicar en el básquetbol. En la tercera final de la Liga, a los hinchas de Defensor Sporting no les permitieron ingresar con una bandera que cargaban entre dos personas. Pese a la insistencia de los hinchas, la Policía no lo permitió.

Otras de las medidas que se adoptaron, son que las entradas para la tribuna de Defensor Sporting se venden solo a los socios del club. Estas personas canjean su entrada y pueden comprar hasta cuatro boletos. Con esto quieren evitar que los hinchas de Peñarol puedan comprar entradas para el sector de los violetas.

Para las tribunas de los aurinegros ya se agotaron los 3.000 boletos que había a la venta.

Las entradas se venden hasta mañana. El domingo no se comercializarán.

En la cancha habrá tres pulmones (ver infografía), dos en las tribunas de Peñarol y uno en la de los locatarios. El más amplio será el de la cabecera que da a Herrera y Reissig, en el que estarán los parciales mirasoles, porque es el que está junto al vestuario violeta.

Al final del partido los hinchas de Peñarol podrán abordar los ómnibus que esperarán frente a la Facultad de Ingeniería.


Populares de la sección

Comentarios