En el día de Suárez, el que la rompió fue Laxalt

El juvenil uruguayo anotó dos goles en el empate de Bologna 3-3 ante Milan

El uruguayo Diego Laxalt tuvo una gran actuación en el empate 3-3 de su equipo ante Milan por la Serie A de Italia. El Milán logró una remontada "in extremis" que le mantiene en la mitad de la tabla.

El Nápoles no consiguió hoy pasar del empate a uno con el colista Sassuolo, lo que propició que el Roma rompiera la igualada a puntos que mantenía con el equipo del técnico español Rafa Benítez y se atribuyera en solitario el liderato.

El desempate entre los dos equipos que hasta ahora se han mostrado más fuertes en la Serie A llegó en la quinta jornada, tras el empate del Nápoles y la victoria que logró el Roma contra el Sampdoria, gracias a sendos tantos del franco-marroquí Mahdi Benatia y del marfileño Gervinho en la segunda mitad.

Los romanos, ahora únicos líderes con 15 puntos, supieron resistir hasta el final el asedio que desplegó el Sampdoria durante todo el partido y terminaron llevándose los tres puntos, aunque vieron cómo caía lesionado en la primera mitad por problemas musculares el brasileño Maicon Douglas Sisenando.

Henchido por los buenos resultados en Liga de Campeones y en el campeonato italiano, el Nápoles afrontaba el encuentro de hoy como un mero trámite ante un recién ascendido, pero todo se le terminó poniendo cuesta arriba y ni siquiera el delantero argentino Gonzalo Higuaín consiguió romper la igualada.

Con algo más de problemas en defensa que en otras ocasiones, el "hispaNápoles" vio cómo se tenía que conformar con un solo punto tras adelantarse con un tanto en el minuto 15 del suizo Blerim Dzemaili al que cuatro minutos después daba réplica para el Sassuolo el italiano Simone Zaza, sorprendiendo por el ángulo desde el que tiró a puerta al portero español Pepe Reina.

Más allá de las consecuencias para el liderato, el empate del Nápoles permitió que el Juventus de Turín le alcanzara a 13 puntos tras ganar por 1 a 2 al Chievo y romper además el desempate que tenía en la tercera posición con el Inter de Milán y el Fiorentina, que mañana cerrarán la jornada con un enfrentamiento directo y puede sumar otro equipo a la segunda posición.

Las cosas no fueron fáciles para el equipo del delantero español Fernando Llorente, pues el partido se puso cuesta arriba cuando el Chievo se adelantó en la primera mitad con el francés Cyril Théréau, un gol al que dio la réplica tras el descanso el italiano Fabio Quagliarella, para que después Alessandro Bernardini marcara en propia puerta y les sirviera en bandeja la victoria.

Por su parte, el Lazio logró mantenerse mirando a puestos europeos al ganar por 3 a 1 al Catania, con goles de los brasileños Ederson Honorato Campos y Anderson Hernanes para los romanos y del argentino Pablo Barrientos para los sicilianos, mientras que el Livorno empató a uno con el Cagliari, en un partido en el que marcó para los sardos el colombiano Víctor Ibarbo.

El Parma se impuso por 4 a 3 con el Atalanta, una derrota contra la que nada pudo hacer el gol del argentino Germán Denis, mientras que el Torino empató a dos con el Verona, con tanto para el también argentino Juanito Gómez Taleb y un penalti marcado por el brasileño Jorginho Frello, ambos para los veroneses.

En el partido adelantado ayer, el Udinese se impuso al Génova por 1 a 0.

Diego Laxalt

Populares de la sección

Comentarios