¿En el área alcanza con lo que tiene?

Si se queda el colombiano Murillo, Peñarol cierra la búsqueda de un "9" con la apuesta de Affonso y Ávalos

En pocos meses el discutido colombiano Miguel Murillo generó todo tipo de reacciones. El hincha pasó de miradas de reojo, desconfianza y una sensación de escasa credibilidad cuando le mostraron la contundencia de sus números. Entonces, algunos todavía le dan una carta de crédito con la esperanza de que el equipo realice el juego que mejor le sienta al colombiano.

El tema es que, cuando se daba por hecho el pase de Murillo a China, se modificaron las condiciones y el delantero volvió a desembarcar en Los Aromos.

Ahora se habla de una posibilidad de emigrar a España pero Da Silva pidió que se integre a los entrenamientos para preparar el Uruguayo Especial.

El tema es que si Murillo se queda, los aurinegros parecen cerrar definitivamente los espacios para incorporar a un delantero de área.

Es que, cuando intentaron alguna gestión por sumar a Gastón Rodríguez, se enteraron de que Wanderers lo cotizó en US$ 3 millones.

En consecuencia, por estas horas Da Silva contará con tres opciones para ser cabeza de área, el tradicional "9" o centro delantero: Murillo, el paraguayo Gabriel Ávalos y Mauricio Affonso. Y la pregunta se impone: ¿Alcanza con esos tres delanteros?

Por las bandas

El técnico Jorge Da Silva dejó en claro desde el primer momento su idea de jugar y atacar por las bandas. Quiere un equipo con velocidad y por tal motivo se incorporaron Luis Urruti y Juan Martín Boselli. En horas se resuelve la llegada de Nicolás Dibble. Además, arriba el aurinegro cuenta con una apuesta de la cantera como Diego Rossi y a Cristian Palacios, aunque ningún es "9" tradicional.

Quiere decir que los pedidos del entrenador fueron cumplidos. Pero el tema es el corazón del área.

Es que tanto Murillo como Affonso fueron cuestionados por los hinchas y el paraguayo Ávalos es una incógnita desde todo punto de vista. De hecho es un jugador que acaba de salir de una rotura de ligamentos.

No es sencillo jugar con la presión de la tribuna de Peñarol encima. En el pasado torneo, Da Silva salió en defensa del colombiano Murillo al señalar que "era un chico joven que realizaba sus primeras armas en el exterior" y que cada vez que toca la pelota se produce "un rumor".

A su favor cuenta la estadística. Fue un goleador productivo en cuanto a los minutos jugados y los goles aportados.

Además, Peñarol jamás le hizo el juego adecuado para que rindiera en la medida de lo esperado.

Peñarol contrató al paraguayo Ávalos. El jugador viene, según el técnico Da Silva, como "una alternativa".

Se dice que tiene buen juego aéreo. Pero lleva meses sin jugar porque salió de una operación de rotura de ligamentos.

Proviene de Argentina donde defendía a Crucero del Norte. Toda una incógnita. Nadie puede afirmar si rendirá, si se adaptará al fútbol local y mucho menos saber en qué condición se encuentra. Es una apuesta; por tal motivo los resultados se verán al final del trayecto.

Y finalmente queda Mauricio Affonso, cuya contratación pidió Jorge Da Silva luego de verlo jugar en Arabia Saudita. El tema es que el exjugador de Racing no rindió en la medida de lo esperado.

El 9 también jugó con la tribuna en contra cuando le tocó estar en cancha.
Y si bien marcó el gol que cerró el partido en la final del Uruguayo ante Plaza Colonia, Affonso generó más voces en contra que adhesiones.

Lo cierto es que salvo
algún cambio de último momento, Da Silva se quedará con estos tres hombres de área. l





Populares de la sección

Acerca del autor