En busca de una hazaña

Eliminatoria. Los Teros enfrentan a Estados Unidos en una dura serie por la clasificación al Mundial

Una prueba casi imposible. Eso significa el repechaje ante Estados Unidos, para el cual Los Teros entran a partir de hoy en la recta final. El partido de ida será el sábado en el Charrúa, y tendrá la revancha el 29 en Atlanta.

La lógica del ranking, del dinero y del juego posiciona a las Águilas como claros favoritos. Ocupan el puesto 14 de la clasificación IRB, contra el 20 de Uruguay. Manejan un presupuesto millonario, con la mitad del plantel jugando en el profesionalismo europeo y la otra mitad contratados en su país.

Pero, además, los resultados también lo marcan: en la última ventana de noviembre, los estadounidenses cayeron ajustadamente con All Blacks Maories, el segundo equipo de Nueva Zelanda, y le ganaron con llamativa facilidad a Rusia, algo que parece estar muy lejos de los celestes.

Del otro lado, Uruguay llega con el antecedente de haberle ganado en la ventana de noviembre a España, que terminó quinto en el Seis Naciones B de Europa. Y antes, en las anteriores pruebas internacionales, cayó con claridad ante Georgia, otro de los rivales a los que Estados Unidos venció en noviembre de visita, 27-25.

¿En qué basa su esperanza Uruguay? Básicamente en lo mismo con lo que se ilusionaba en la misma instancia de la Eliminatoria al Mundial 2011: hacerse fuerte de local, esperar un exceso de confianza del rival, obtener un resultado sorprendente en la ida y jugar con la presión del rival en la vuelta. Aquella vez eso no resultó, o resultó a medias: Estados Unidos sacó mucha ventaja al promediar el segundo tiempo, pero se descansó y Los Teros lograron acercarse hasta el 27-22 final, que en la vuelta se transformó en derrota amplia: 27-6.

Respecto a esa instancia, Uruguay llega con mucha más experiencia y rodaje, y con un proceso de Pablo Lemoine que va ya por su tercer año, lo que asegura conocimiento de los jugadores con el DT y una idea de juego clara. Pero por otro lado, el equipo quizás no alcanza los quilates de aquella instancia. En particular, no está Rodrigo Capó, el jugador más importante del rugby uruguayo a nivel internacional, que decidió quedarse en Francia ante el cercano nacimiento de su hija.

Sí hay jóvenes en ascenso haciendo carrera en Europa –sobre todo el medioscrum Agustín Ormaechea–, pero de aquella instancia hasta ahora Estados Unidos ha crecido mucho, y lo ha hecho más que Uruguay. La diferencia no es tan grande para que sea imposible una hazaña, pero sí lo suficiente como para pensar que lo más lógico será pensar que la clasificación al Mundial se definirá a fin de año, en el repechaje con Rusia. l




Fuente: Ignacio Chans - Twitter.com/ignaciochans

Populares de la sección

Comentarios