En Bolivia preocupa la ansiedad de sus jugadores jóvenes

"Todos estamos motivados, queremos que llegue el jueves", dijo el técnico Julio César Baldivieso

El DT de Bolivia, Julio César Baldivieso, expresó su preocupación por controlar la ansiedad de los jugadores jóvenes que integrarán el equipo que enfrentará el jueves en La Paz a Uruguay, en el inicio del clasificatorio sudamericano para el Mundial de Rusia-2018, pues algunos padecen náuseas y hasta vómitos.

En esta fase de remoción que el timonel le imprime a 'la Verde', con un promedio de edad de 26 años, los deseos de que llegue el jueves es enorme entre los jugadores, afirmó Baldivieso, citado este domingo por medios locales.

"Todos estamos motivados, queremos que llegue el jueves, lo difícil es controlar la ansiedad de los jugadores jóvenes", dijo Baldivieso, sin identificarlos y sin precisar quiénes integrarán la lista final para el jueves.

Y luego insistió: "es complicado, vi en algún momento que los futbolistas se despiertan con náuseas e incluso diarrea", por lo que su deseo es que "no se achiquen" ante los charrúas, si bien éstos no llegarán a La Paz con sus máximas estrellas, los delanteros Luis Suárez (Barcelona) y Edinson Cavani (París Saint Germain), ambos suspendidos.

El adiestrador boliviano ya no contará con varios veteranos de la selección, como el histórico capitán, el defensa Ronald Raldes (34), o el ariete Marcelo Martins Moreno (28), que dimitieron al seleccionado por profundas diferencias con él.

El DT, nombrado recién a principios de septiembre, viene armando a contrarreloj el once que enfrentará al linajudo equipo uruguayo, pues además de esas dos deserciones, tuvo que soportar otras dos bajas gravitantes por lesión: la del arquero Rómel Quiñónez y la del ariete Rodrigo Ramallo.

Y como si no fuera poco, los altiplánicos tampoco contarán con el volante Martín Smedberg, de filas del sueco IFK Gotemburgo, pues optó por quedarse en el país europeo a la espera del nacimiento de su primogénito.

Es por ello que Baldivieso, de fuerte carácter, también trabaja para insuflar mayores ánimos a sus jugadores, por lo que los llevó el viernes a un cuartel militar para que tengan mayor entropía de patriotismo a la hora de defender los colores del combinado boliviano.

La selección boliviana trabaja a fondo estos días, mientras el técnico decidió que no concederá más entrevistas a la prensa.

Bolivia y Uruguay se medirán el jueves por la primera fecha de las Eliminatorias sudamericanas en el estadio Hernando Siles de La Paz, a 3.600 metros sobre el nivel del mar.


Fuente: AFP

Populares de la sección