En Barcelona le rezan a san Luis

Luis Suárez anotó los tres goles en la victoria; se consagró campeón, goleador y ganador de la bota de oro

Con tres goles de Luis Suárez en el último partido de la Liga, Barcelona se coronó campeón de la Liga Española y el uruguayo se alzó con el Pichichi a goleador del certamen y con la segunda Bota de Oro de su carrera luego de la obtenida en Liverpool en 2014.

En la última jornada de la liga y cuando muchos presagiaban una paridad extrema entre tantos actores de lujo, Suárez se adueñó de la definición para liquidar las opciones merengues.

Es verdad que el primer gol llegó gracias a Cristiano Ronaldo para ilusionar a Real Madrid con el título, pero Suárez respondió rápido luego de una brillante combinación lateral entre Alba y Neymar.

Ronaldo, obsesionado con el Pichichi, anotó el segundo en Riazor y casi como un acto reflejo fue Alves quien centró para que Suárez firmara el segundo de su cuenta personal de cabeza.

La ventaja de tener laterales con vocación ofensiva le daban tranquilidad a un Barcelona confiado más que nunca en su juego. El título estaba asegurado con una victoria ante un rival débil.

El segundo gol de Real Madrid -también anotado por Ronaldo- fue lo último del luso en esta edición de la Liga Española ya que se marchó al banco de suplentes cuando la victoria era una realidad y con la cabeza puesta en la final de la Liga de Campeones ante Atlético de Madrid el sábado 28 de mayo.

Sin Ronaldo en cancha, Suárez ya se sabía Pichichi pero el hambre por superarse y romper nuevas marcas lo hizo anotar el tercero para que la pelota del partido sea una más en el baúl de los recuerdos.

El más influyente del MSN

Muy atrás en el tiempo quedaron los comentarios que hablaban de adaptación y de los supuestos celos de Lionel Messi como figura central y dueño del vestuario.

El salteño hizo un trabajo de rol, bancó las críticas cuando el arco no estaba abierto y trabajó en silencio cuando el mapa del equipo lo obligaba jugar recostado a una banda.

Fue el propio Messi quien entendió, luego de conocerlo a fondo, que su máximo rendimiento sería sin desgaste por la banda.

Y rotaron. Y Suárez fue el nueve de un equipo demoledor. Y Messi se adueñó de la pelota para hacer jugar al resto. Y así nació una sociedad que los hinchas del fútbol aplauden hasta el hartazgo.

Mejor artillero de Europa esta temporada, el uruguayo fue en gran parte artífice del título liguero conseguido, sumando goles hasta el punto de casi destronar al dúo Messi-Ronaldo en el palmarés del campeonato español.

Apoyado en dos laderos de lujo como Messi y Neymar, con el juego que siempre aporta Iniesta y con el trajín incansable de dos extremos que son más ofensivos que laterales como Alba y Alves, Suárez se sintió a gusto para adueñarse de una liga y seguir conquistando Europa.

Incluso cuando la orquesta no gozó de todos sus solistas, Suárez se lució. Cuando Messi estuvo ausente por lesión durante dos meses, o cuando Neymar se apagó en primavera, Suárez siguió pesando. Sus estadísticas son testigo de una producción magistral: 59 goles y 23 asistencias en todas las competiciones esta temporada.


Populares de la sección