En Antofagasta hay poco clima copero

Los habitantes de la ciudad donde Uruguay enfrenta Jamaica dijeron que "se van a jugar dos partidos y de los que tienen menos gracia"

Sin el fervor de los aficionados y reproches hacia la organización por fijar en la ciudad apenas dos partidos con poco atractivo, la ciudad de Antofagasta recibe a la Copa América con hinchas que miran con envidia los duelos que albergará Chile más al sur.

"Se van a jugar aquí dos partidos solamente y son de los más fomes (sin gracia). Tiraron todo lo mejor para el sur", dijo a la AFP Daniela Rossell, empleada de una veterinaria de la ciudad puerto, ubicada unos 1.200 kilómetros al norte de Santiago y con unos 350.000 habitantes.

Las calles de la ciudad, que bajan desde la Cordillera de Los Andes hasta morir en la costa de las cristalinas aguas del océano Pacífico, reflejan esa apatía que apenas se interrumpe con banderas alusivas a la Copa colgadas en algunas avenidas.

Así, en silencio y con la tranquilidad de evitar el asedio de los hinchas, que selecciones como Chile en Santiago o Argentina en La Serena viven a diario, Uruguay y Jamaica preparan su choque del sábado para el que aún restan colocar casi el 50% de las localidades.

Los 'Reggae Boyz' son 'el equipo' de Antofagasta ya que protagonizarán también el otro encuentro marcado en el estadio Regional Calvo y Bascuñán, enfrentando por la segunda fecha del Grupo B a Paraguay, el 16 de junio.

Para Juan Pereira, un chileno de 29 años, la falta de entusiasmo de la gente local con la Copa se debe a que los "menospreciaron. "Acá está toda la plata y nos merecíamos un partido mejor", dijo

"Queríamos un Chile, Colombia o cualquier otro equipo como Uruguay, pero enfrentando a un rival parejo y no a Jamaica", advirtió Pereira mientras atendía uno de los pocos puestos que durante la noche se despliegan en una avenida local para vender productos alusivos a la Copa como gorros y vuvuzelas con los colores de Chile.

Mientras las banderas de Uruguay y Jamaica brillan por su ausencia, algunas decenas de aficionados de la 'Celeste' comenzaron a llegar con la ilusión de que su equipo supere la ausencia de su máxima figura, Luis Suárez, y avance hasta levantar el trofeo como lo hizo en Argentina-2011, la anterior edición del torneo.

Reyes del consumo

Antofagasta refleja el poder de la industria minera del cobre que se expande por todo el norte de Chile y concentra sus recursos en la ciudad que cuenta con la población con mayor ingreso per cápita del país de 34.000 dólares anuales, mientras el promedio de Chile es de unos 20.000 dólares.

Un parque automotor moderno y numeroso y grandes construcciones en marcha, dan vida a una ciudad desordenada y desigual que vive al ritmo de los precios internacionales del cobre, del cual Chile es su primer productor mundial.

"Los partidos que nos dieron para la Copa refleja cómo nos ve el país, la ciudad está vista como un paso de los mineros, por eso no se fomenta el turismo", comentó Aité, una estudiante de 18 años que se disponía a comprar una bandera para alentar a Chile en su debut copero de este jueves ante Ecuador.

"Si trajeran a Chile esto sería otra cosa, sería una fiesta", advirtió la muchacha que espera que el debut de Chile encienda los motores de la ciudad.

Colombia es local

En los últimos años la migración procedente de Colombia modificó la estructura de Antofagasta, acostumbrada en el pasado a recibir migrantes de Perú y Bolivia.

La presencia colombiana se siente en las calles y en los comercios, lugar de trabajo alternativo a la falta de puestos en las minas cercanas, pero la alegría caribeña aún no es suficiente para levantar la expectativa futbolera en la zona.

"Acá no hay bulla (ruido), no hay entusiasmo, me entero de lo que va a pasar en la Copa por mi papá que vive en Colombia", advirtió Sandra Segura, que llegó hace tres años a Chile con la esperanza de trabajar en una mina, una oferta que nunca llegó y la obligó a emplearse en una estación de servicio.

"Está muy fría la ciudad, demasiado frío que se hubiera mejorado si trajeran a Colombia a jugar acá", un anhelo compartido por miles de colombianos que habitan en Antofagasta.

Sin cueca ni cumbia, la Copa América pasará por 'La Perla del Norte' a ritmo de reggae y candombe, mientras sus habitantes miran atentos al sur donde para muchos se juega la verdadera Copa.


Fuente: Por Giovanna Fleitas, AFP