Empató en la cancha y ganó el sorteo

Uruguay empató 1-1 con Mali y se clasificó a los octavos de final del Mundial Sub 20 como segundo de grupo, tras ganar un sorteo a los malienses por estar empatados a todo

Uruguay empató 1-1 con Mali, este sábado en Hamilton, y se clasificó a los octavos de final del Mundial Sub-20 como segundo de grupo, tras ganar un sorteo a los malienses por estar empatados a todo, y ahora enfrentará al ganador de la llave E, Brasil, en Plymouth el 11 de junio.

Los uruguayos abrieron el marcador con un cabezazo de su goleador Franco Acosta (17), pero los africanos reaccionaron con un tiro libre de Adama Traore (44) luego de un error grosero del portero Gastón Guruceaga en la jugada previa.

Al término de la tercera fecha, Serbia terminó primero con seis puntos, seguido por Uruguay y Mali con cuatro unidades e igual diferencia de goles y criterios para desempatar y por ello lo del sorteo, mientras que los mexicanos cerraron la clasificación con tres.

"El grupo salió de acuerdo a lo que imaginábamos. La dificultad que pensábamos en el sorteo se confirmó en la cancha: el cabeza de serie fue el que quedó afuera (por México)", afirmó el seleccionador uruguayo Fabián Coito, elogiando a Mali como "un gran rival con el que tuvimos un resultado justo".

Los dirigidos por Fabián Coito, que habían derrotado a Serbia en el debut por 1-0 con gol de Gastón Pereiro y cayeron 2-1 frente a México en el último minuto, avanzaron sin dar muestras de mejoría en su juego, algo que deberán lograr si quieren seguir soñando con la conquista del primer título mundial juvenil del país.

"Tuvimos un partido muy duro en el que la falta de seguridad sobre la clasificación dependía de los resultados de los demás y eso generaba mucho nerviosismo. Queríamos quedar en el primer lugar, pero al final no se logró la primera posición", apuntó Coito.

La emoción quedó para el sorteo

Otro punto que tiene claro Coito es que deben mejorar para llegar lejos. Este sábado el equipo volvió a ser una sombra. Mucho coraje y entrega, pero poco fútbol y talento.

De hecho, los sudamericanos se pusieron en ventaja cuando Maidou Maiga rechazó mal un balón que se iba por línea de fondo, Ramiro Guerra lo pescó y lo metió en el corazón del área para que Acosta con una peinada hacia atrás decretara el 1-0, tras una sumatoria de errores de los malienses que aprovecharon muy bien los charrúas.

A los 24 minutos, Mali se acercó con un remate cruzado de Aboubacar Doumbia que se fue por el segundo palo, en una de las pocas situaciones armadas y más claras de los africanos.

Pero un error increíble en el fondo charrúa le abrió la vía del empate: Cristian González se la jugó para atrás al portero Guruceaga, quien con tiempo y mucho espacio la tomó con la mano en forma inexplicable y el árbitro le pitó un tiro libre indirecto, que mandó a las redes Traore con un remate preciso al palo derecho del portero (44).

El segundo tiempo fue para el olvido. Ambos equipos se fueron enamorando del empate que los metía adentro, y mucho más al recibir noticias desde Dunedin sobre la derrota 2-0 de México ante Serbia que cerraba como negocio para ambos.

"Estoy orgulloso de mi equipo por lo que hizo a lo largo del torneo y por lo que se ha logró. Quiero felicitarlos por la clasificación", dijo el DT de Mali, Fanyeri Diarra.

Uruguay tampoco aprovechó la ocasión para tomarse revancha de Mali, que le ganó una definición por el bronce en Nigeria-1999 (1-0 con gol de Seydou Keita).


Fuente: AFP

Populares de la sección