Empate con sabor a victoria

Defensor Sporting le empató en la altura al poderoso Liga de Quito y se ilusiona

Defensor Sporting sacó un gran resultado en su visita a Liga de Quito por la primera fase de la Copa Sudamericana. Con una férrea defensa y un inteligente planteo, el equipo de Eduardo Acevedo le empató 2-2 al de Gustavo Munúa en la altura de la capital ecuatoriana y dio un importante paso para avanzar de fase aunque para eso falta mucho ya que la revancha se jugará recién el 29 de mayo.


El partido arrancó con un gol traído de los vestuarios cuando una subida de Mathías Suárez por el carril izquierdo derivó en un pase al medio donde Mathías Cardacio sacó un impresionante misil desde afuera del área que dio en el palo y rebotó en la espalda del golero Daniel Viteri.


El fusionado jugó sobre esa ventaja con aplomo e inteligencia. Manejó los ritmos del partido y tuvo bajo control el juego de los locales.


El rápido empate logrado por los dirigidos por Munúa no alteró esa idea. El boliviano Gery Vargas vio mano en el área de Matías Zunino tras una jugada de pelota quieta y Hernán Barcos logró la igualdad. En las protestas se pudo ver al árbitro ponerle un codo en el rostro a Cardacio quien terminó amonestado.

El partido fue muy friccionado y lo entrecortado del trámite favoreció a los uruguayos que evitaron verse desbordados por los extremos ecuatorianos –Anderson Julio y Fernando Guerrero– y también que Ruben "Pollo" Olivera pudiera trascender en el armado de juego o filtrando pases para el atacante neto, Barcos.

Por momentos, esa fricción se transformó en aspereza. En el primer tiempo, Liga perdió a sus dos laterales por lesión. Primero salió José Quintero a quien analizaban por una posible rotura de ligamentos cruzados de la rodilla. Sobre el final del primer tiempo, Guillermo De los Santos se tiró hacia adelante para marcar a Edison Vega y tras despejar la pelota impactó al rival provocándole un corte profundo en la pantorrilla. Vega abandonó el campo y tuvo que retirarse en ambulancia al hospital para ser atendido.

También sobre el cierre del período inicial, Defensor Sporting se arrimó con peligro en un tiro de esquina donde Carlos Benavídez cabeceó cerca y la jugada con la que se terminó el primer tiempo fue un imponente tiro libre de Maximiliano Gómez que dio en el travesaño y se fue por arriba del arco de Viteri.

Al comienzo del segundo tiempo el que le entró duro a Barcos fue Nicolás Correa y fue amonestado y poco después llegó el segundo tanto de la viola.

Ahí se vio la mano del estratega, Acevedo, quien ordenó una presión alta sobre la salida del rival, una de las características que mostró el Nacional de Munúa en la temporada 2015-2016. Martín Rabuñal recuperó tras mala entrega de Norberto Araújo y Maxi Gómez anotó luego de un primer intento de Mathías Cabrera que rebotó en un defensor.

Los 2.800 metros de altura y la calidad de una potencia continental como es Liga –campeón de la Libertadores 2008, de la Sudamericana 2009 y de las Recopas 2009 y 2010– hicieron que el equipo ecuatoriano inclinara la cancha.

Defensor contó con un Guillermo Reyes en una notable noche. El ex Peñarol y Rentistas resolvió con solvencia cada vez que Liga golpeó la puerta del empate.

Pero a los 70' se fue expulsado Cardacio por doble amonestación y el ingreso de Felipe Rodríguez –ex El Tanque Sisley y Defensor Sporting–le dio otra chispa a los locales.

Poco después de la expulsión del capitán Araújo, Rodríguez hilvanó una gran acción personal y le puso un centro como con la mano a Fernando Guerrero que con un golpe de cabeza firmó la igualdad.

De todas formas, el empate y los dos goles de visitante ilusionan, y mucho, a los violetas.

Embed



Populares de la sección