Eludió hasta a sus representantes

Guillermo Méndez, joven valor de Nacional y de las selecciones juveniles, firmó un contrato con Standard Lieja sin que lo supieran el club uruguayo y la empresa Profútbol.

No es el primer caso. Tampoco, será el último. Lo extraño en esta ocasión es que Guillermo Méndez no solamente se fue sin el consentimiento de su club Nacional, sino que también le hizo un dribbling a la empresa que lo representaba, Profútbol.

El jueves el juvenil fue presentado como nuevo jugador de Standard de Lieja y así se informó en la web oficial de la institución, donde también actúa el uruguayo Ignacio González.

El jugador, que el 26 de agosto cumplió 18 años, no se presentó a jugar en la última fecha de Tercera división con Nacional y el jueves 30 llegó a la Asociación Uruguaya de Fútbol el pedido de transferencia de parte de la institución belga, sosteniendo que “se trata de un futbolista sin contrato registrado”.

Desde el punto de vista de la reglamentación internacional, al haber cumplido la mayoría de edad, “puede celebrar contrato en otra institución si no tiene contrato”, dijo Hernán Navascués, asesor técnico de Nacional.

El dirigente expresó que seguramente los tricolores no van a oponerse al pase y solo harán las gestiones para cobrar los derechos de formación.

Por su parte, Ricardo Canals, de la empresa Profútbol, señaló en Sport 890 que ellos lo representaban y que incluso le habían alquilado un apartamento, pero nunca se enteraron de que se iba. “Hay gente que les come la cabeza, les promete cosas y no tienen el sostén familiar para manejarse”, manifestó Canals, quien se mostró sorprendido por el accionar del jugador.

Méndez nació en Paysandú en 1994, llegó a Nacional en 2006 y participó con la selección nacional del Sudamericano sub 15 en 2009, del Sudamericano sub 17 en Ecuador 2011, donde los celestes fueron subcampeones, y del Mundial sub 17 en México, donde Uruguay también terminó segundo.


Populares de la sección

Comentarios