Ellas tienen nivel mundial

La selección uruguaya de hockey sobre césped se clasificó en Trinidad y Tobago a la segunda fase de Liga Mundial. Con un arrasador poder goleador, 25 tantos en cinco partidos, le jugó de igual a igual a Canadá

Rossana Paselle terminó de jugar el sábado ante Canadá en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, se fue al hotel y de ahí derecho al aeropuerto. De arquera de la selección uruguaya de hockey sobre césped a su trabajo como ingeniera civil, su semana arrancó sin escalas. Pero con la satisfacción de haber jugado un gran torneo con Uruguay.

El certamen fue la primera fase de la Liga Mundial, un torneo que se disputa por primera vez en la historia y que modifica la escena internacional del hockey sobre césped dándole cabida a selecciones que no jugaban a nivel internacional.

Uruguay fue segundo en el torneo ganando cuatro partidos y perdiendo el último ante Canadá por 1-0, logrando así la clasificación a la segunda instancia que se disputará en Río de Janeiro entre el 18 y 24 de febrero del año próximo.

Antes de caer ante las canadienses, derrotó 8-0 a Barbados, 2-0 a Trinidad y Tobago, 5-1 a Guyana y 10-0 a Venezuela.

“Ese era el objetivo a cumplir y lo logramos, pero lo mejor que tuvo el equipo fue que plasmó en la cancha todo lo que hicimos en los entrenamientos”, explicó el entrenador Gonzalo Ferrer.

“En este proceso hubo un poco más de preparación, hicimos 56 entrenamientos, y acoplamos jugadoras junior (sub 20) que venían con rodaje”, contó el DT.

Mejoras técnicas
Paselle, 33 años y de vasta experiencia en selección, agregó que el equipo jugó a otra cosa: “En los dos últimos años habíamos trabajado mucho en defensa y en ese rubro nos sentimos muy fuertes; en este proceso se hizo mayor hincapié en el juego con pelota y ahí se vio un avance”.

Los números hablan por sí solos. En cinco partidos el equipo marcó 25 goles. “Casi todas las jugadoras anotaron”, contó el DT.

El aporte de Cachito Vigil
Uruguay contó en su fase de preparación con el entrenador argentino Sergio “Cachito” Vigil, exconductor de las Leonas.

“Estuvo en un par de entrenamientos con nosotros y en otros tres junto a todas las selecciones uruguayas. Nos aportó su experiencia, es un tipo abierto que no impone su manera de pensar sino que respeta los trabajos”, comentó Ferrer.

El entrenador subrayó el rendimiento uruguayo en el único partido perdido: “A Canadá le jugamos de igual a igual, le hicimos modificar su planteo de tres a cuatro defensoras, las llevamos a jugar a nuestro juego. Cometimos un error al principio que nos costó el gol, pero seguimos jugando igual, perdimos tres mano a mano y no pudimos convertir en tres córner cortos, pero hicimos un gran partido”.

Ferrer contó que las canadienses venían de hacer gira por Europa y que en la preparación enfrentaron a Chile y Argentina.

“Están a otro nivel”. Consultado si Uruguay mejoró en su organización, indicó que “se viene creciendo de a poco”.

El proceso sigue ahora su curso. En Río de Janeiro, las celestes se encontrarán con Chile y Estados Unidos, dos equipos de altísimo nivel y ranking, más el local Brasil.

Canadá y Trinidad y Tobago también se metieron en esa segunda fase al igual que Uruguay.

Estados Unidos, para tener una idea, le ganó el año pasado la medalla de oro de los Juegos Panamericanos a Las Leonas que desde 1987 –cuando este deporte se integró al calendario– siempre habían sido oro.

En los Juegos Olímpicos volvieron a ganarles, pese a que no lograron meterse en semifinales, algo que sí hicieron las argentinas, que a la postre fueron medalla de plata.

Paselle tiene, con esta clasificación, una nueva excusa para seguir en el arco celeste.

Hace años piensa en dejar esta locura de viajes que complican las licencias y el trabajo, amén de los gastos: “Esta vez nos consiguieron muchos abaratamientos y solo pusimos US$ 1.800 cada jugadora”.

Pero la celeste tira: “Salir a defender a Uruguay es muy especial”, afirmó. Y esta selección demostró que tiene nivel mundial.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios