Eliminatorias: corren riesgo de no verse por TV los partidos de Uruguay en el exterior

Derechos de TV. Clubes mandataron a AUF a rescindir con Fullplay, se abre un panorama complejo
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) está metida en un brete de proporciones, y bajo riesgo de que los partidos de la selección uruguaya como visitante en la Eliminatoria no puedan verse en territorio nacional. El jueves por la noche, en Asamblea de Clubes, los instituciones mandataron al Consejo Ejecutivo a buscar una vía para la rescisión del contrato con Fullplay, por el cual la AUF había cedido los derechos de los partidos que dispute como local en las para negociarlos en el exterior.

La moción, que no implica aún que se haya rescindido, salió por amplio margen: 14 votos a favor y tres abstenciones: Wanderers, River Plate y Defensor, aunque en el caso de River y Defensor se trató de un tema de formas, ya que no tuvieron tiempo para presentar el tema en directiva.

La decisión se precipitó luego que la Justicia de Crimen Organizado retuviera el dinero correspondiente a la segunda cuota de las seis que debía pagar Fullplay, de US$ 500 mil dólares. En marzo, la primera cuota se había hecho efectiva por US$ 1 millón. La congelación de las cuentas de Fullplay se dio en el marco de la causa que investiga la actuación de Eugenio Figueredo, ex presidente de la AUF y que actualmente está preso en Suiza acusado de recibir sobornos de Fullplay, en una causa llevada adelante por la Justicia de EEUU.

Eliminatorias

Además, dictámenes separados del Banco Central y del Banco República establecían dudas acerca de los orígenes del dinero de Fullplay, cuyos dueños están presos en EEUU por la trama de sobornos.

"Hay un informe de la Justicia de crimen organizado sobre las tres personas que firmaron los contratos (Hugo y Mariano Hinkis y su abogado). La cuota que quiso pagar fue congelada por la Justicia, hay un informe coincidente con otro del Brou", explicó a Referí el secretario general de la AUF, Alejandro Balbi.

"Es clarísimo que hay un incumplimiento, y es claro que el es casi permanente, porque esto recién empieza. Las medidas de la Justicia tienen vigencia por al menos dos años", dijo Balbi.

Además, el dirigente destacó que la intención fue "respetar" la decisión de la Justicia uruguaya. "Si hubiese sido acreditada a la cuenta de la AUF, capaz la Justicia hubiese entendido que estábamos lavado activos", explicó Balbi.

El tema será analizado ahora por Ejecutivo junto a sus asesores legales, para decidir cómo y cuando activan los mecanismos de la rescisión del contrato.

¿Y ahora?

La decisión abre un abanico de posibilidades, la mayoría preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta que los tiempos apremian debido a que la Eliminatoria empezará en un mes. Por empezar, se confirma que la AUF no recibirá los 6 millones de dólares del contrato de FullPlay.

Ahora, a la AUF le corresponderá iniciar los mecanismos de rescisión ante la Justicia Uruguaya,–el contrato fue firmado en Uruguay- y demostrar el incumplimiento de Fullplay, para que esos derechos retornen a la AUF y está pueda negociar con un tercero los derechos de los partidos de local para el mercado externo.

Sin partidos del exterior
Sin embargo,en el Ejecutivo tienen claro otro escenario que se vendrá: al ir a la Justicia para rescindir el contato con Fullplay, es probable que Fullplay también retire de la mesa otra parte del paquete que negoció con la AUF: los 81 partidos que no son los de Uruguay como local.

Esos 81 partidos -que incluyen los nueve de Uruguay como visitante- habían entrado como parte de pago en la negociación AUF-Fullplay, y la AUF se los vendió a Tenfield en el mercado uruguayo, que a su vez se los vendió a los cables locales como parte de su programación.

En el medio del litigio el contrato con Fullplay, se corre el serio riesgo de que la empresa no ceda esos partidos, y el público uruguayo no pueda ver los partidos de Uruguay en el exterior y todo el resto de la Eliminatoria.

"Le puede caer mal a la gente pero es un riesgo que se esta corriendo. Más allá que tenemos una responsabilidad social, nuestra función primigenia es administrar la AUF, no salvaguardar el derecho de ver los partidos", explicó Balbi.

Además, a Fullplay también le correspondía la publicidad estática de los partidos de Uruguay como local. Si los recuperara sería otra herramienta para negociar.

¿Cuáles serían los escenarios para que Uruguay recuperara esos 81 partidos? Una de ellas sería que la Justicia le diera la razón a la AUF también en ese punto, recuperando lo que había pagado a Fullplay por esos partidos.

La otra posibilidad es que los derechos de FullPlay caigan en cascada en el resto de los países, aunque de momento eso no ha ocurrido.

Renegociación con Tenfield

Además también se abre otro escenario: al no tener los 81 partidos, la AUF también entraría en un incumplimiento con Tenfield, que ya los había comprado.

Para eso la AUF empezará, en paralelo, una negociación con Tenfield, aunque hasta que la Justicia no se expida, no sabrá qué herramientas tiene para negociar.

Ante todo, la AUF intentará que, al finalizar la renegociación de todos esos derechos, a la AUF le ingresen los mismos 18 millones que antes de estallar toda la crisis

"Nosotros lo que tenemos que hacer es negociar de la mejor manera posible. Estamos en ese escenario porque un tercero incumplió. Nosotros negociamos con Fullplay porque el contrato anterior tenía una cláusula de prioridad. No nos gustó, pero estábamos obligados", agregó Balbi.

Acerca del autor