El voto fluctuante de Uruguay en la FIFA

En un año la AUF cambió cuatro veces su preferencia a presidente de la FIFA; ahora champagne se suma a la danza de nombres
El voto de Uruguay a la presidencia de la FIFA ha tenido unas cuantas modificaciones con el correr del "annus horribilis" del máximo organismo del fútbol mundial. Y ayer se dio un sorpresivo movimiento de piezas, con un par de tuits del vicepresidente de la AUF, Rafael Fernández, expresando un decidido apoyo a Jerome Champagne, el francés ex secretario general adjunto de la FIFA, que se está candidateando para las elecciones del 26 de febrero y que en ese marco estuvo en Asunción, haciendo lobby mientras se reunían los clubes para el sorteo de la Copa Libertadores realizado ayer.

"Junto a Jerome Champagne, candidato a la presidencia de FIFA", escribió Fernández ayer en Twitter, acompañando a una foto donde aparecían el presidente de la AUF Wilmar Valdez, el secretario general Alejandro Balbi, el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani y el directivo Ignacio Ruglio, además de Fernández.

"La delegación de Uruguay junto a tí Jerome. Tenemos que cambiar!! Suerte!!", escribió. Y luego, subió una imagen de Damiani junto al candidato galo, con el hashtag: "#hayquecambiar".

Consultado por Referí, Fernández señaló que la candidatura de Champagne "es novedosa, algo nuevo, algo sin contaminar". De todas formas, señaló que aún no puede oficializar que sea el candidato. "No lo puedo afirmar sin consultar compañeros y clubes", aclaró.

Champagne es diplomático de formación, de 57 años y tiene que luchar contra la falta de notoriedad y con la etiqueta de candidato del gusto de Blatter, de lo que se defiende diciendo que todos los candidatos han estado en FIFA, y por ende en algún momento tuvieron el visto bueno del mandamás caído en desgracia.

Primero Blatter

Hace un año, mientras la Conmebol se reunía en Asunción en una reunión similar, el voto de la AUF estaba claro, e iba a ser para Joseph Blatter. ¿El motivo? Interés estratégico: se estaban por votar las plazas para el Mundial y Blatter era el poder establecido y el stau quo. En definitiva, era el único que aseguraba a Sudamérica mantener las cuatro plazas y media frente a otras candidaturas que significaban lo desconocido. La unidad sudamericana estaba asegurada por el miedo, a pesar del cisma interno que había desplazado a Eugenio Figueredo del poder y puesto a Juan Angel Napout al frente de Conmebol.

El voto a Ali Bin

Pero entonces llegó el temporal del Fifagate, que se llevó puesto a siete dirigentes sudamericanos presos, entre ellos Figueredo. En el medio de la confusión, la unidad sudamericana estalló en mil pedazos: el brasileño Marco Polo del Nero huía a Brasil y dejaba vacante su cargo en el Ejecutivo. Algunos como Napout apoyaban el statu quo de Blatter, mientras que Uruguay Argentina lideraban el movimiento para cambiar el voto y apoyar al príncipe Ali Bin al Hussein, abandonado a un Blatter cada vez más cercado. El suizo ganó la elección, pero su mandato duro poquísimo: unos días después anunció que abandonaría el cargo en febrero.

La alianza con Platini

En el medio de esos dos sucesos, Napout empezó a zurcir para recuperar la unidad, y junto a Valdez retomaron un punto que estaba en el mapa antes de que estallara la bomba de las detenciones: una alianza con Europa, basada en el hecho de ser los dos continentes más poderosos en lo futbolístico, y que debían unirse contra la ola de votos de África y Asia. Así, el apoyo del continente a Platini empezó a tomar forma, y para eso, Valdez entablaba una relación estrecha con el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino.

Surge Infantino

Pero el apoyo a Platini no duraría mucho, aunque esta vez no sería pór decisión de la AUF sino por la evolución de la novela FIFA: En francés pronto pasó a estar en el ojo de la tormenta por un pago ilegal recibido de Joseph Blatter. Ambios dirigentes fueron suspendidos temporalmente, y el lunes se conoció la sanción final: ocho años a cada uno. En el medio, Platini pasó a ser un paria, y la figura de Infantino se agrandó. Hace dos semanas, Valdez habló específicamente del tema: "Ya sabemos lo que pasó con Platini. Va a ser difícil que se pueda revertir su situación. No sabemos todavía el resultado que podría tener una sentencia contraria en el TAS. Habrá que esperar para ver cuál es el tablero político en que nos encontraremos antes del 26 de febrero. Lo que puedo decir es que la Confederación ratifica la alianza que ha tenido con la UEFA. La Conmebol, estratégicamente, hoy por hoy, está en la misma sintonía que la UEFA".

¿Y Champagne?

De sus palabras se desprendía un apoyo a Infantino, candidato "oficial" de UEFA. Sin embargo, la opinión de Fernández ayer generó sorpresa. ¿La AUF apoyará a Champagne? ¿Fue una reunión de cortesía, "para no mostrar las cartas" antes de tiempo como hace un año se había hecho con Luis Figo? ¿Fernández se descolgó individualmente? Por lo pronto, sus compañeros de Ejecutivo decidieron ayer guardar silencio ante la consulta de Referí. Síntoma de que el voto puede tener otro cambio, en el medio del maremoto que sufre hoy la FIFA.

Los otros

Jeque Salman (Bahréin. Presidente de la Confederación Asiática. Citicado por su papel en la represión del movimiento democrático de Bahréin.
Tokyo Sexwale (Sudáfrica). Compañero de prisión de Nelson Mandela, se presenta como el 'hombre nuevo'. Pero el sudafricano cuenta con poco apoyos en el fútbol mundial.
Príncipe Ali (Jordania). Fue el único rival de Blatter en las elecciones anteriores. Pero ya no cuenta con el apoyo de Europa y Asia, que lo respaldaban.

Populares de la sección