El volante “sin dientes” explicó su jugada

“Me resbalé justo y me tiré así”, dijo Gaspar Iñíguez, de Argentinos Juniors, quien es víctima de las bromas del plantel y de Caruso Lombardi

“Mi idea era tirarme al piso pero como me resbalé decidí tirarme con la cabeza”, explicó el volante de Argentinos Juniors, Gaspar Iñíguez, quien recurrió a una extraña maniobra para detener a un jugador de Boca, lo que le costó tres piezas dentales.

En declaraciones a radio La Red, el futbolista dio más detalles de la poca ortodoxa acción. “Me resbalé justo y me tiré así porque se venía Erbes, se iba solo, y también subía alguien por la derecha. La jugada estaba complicada”, comentó.

En su intento, recibió un golpe que le hizo perder tres dientes. "Me parece que me dio con el puntín izquierdo en los dientes, me los sacó íntegros el hijo de puta. Ya está, ahora estoy sin dientes”, comentó.

El jugador señaló que hasta el próximo miércoles seguirá sin poder lucir su mejor sonrisa. “Me hicieron un conducto en los que perdí y la semana que viene me ponen las fundas”, dijo, según recoge Olé.com.

Iñíguez también agradeció la preocupación de Cristian Erbes, el jugador de Boca con el que chocó. “Me llamó su representante y me mandó un mensaje".

Ahora, sin dientes, el futbolista es el hazmerreir del equipo, donde todos se burlan de su dentadura, hasta el DT “Caruso” Lombardi. “Me entrené con todo el grupo, me vuelven loco y me cargan a cada rato. Caruso también me carga y me dice de todo. El próximo partido lo voy a jugar con un protector bucal”, señaló.

Trancó con la cabeza y perdió tres dientes

Populares de la sección

Comentarios